Rentabilidad del primer trimestre del monje paciente

El monje paciente hace examen de su cartera cada trimestre y observa cómo se comportan sus inversiones. Hemos cerrado el primer trimestre y va a repasar un poco cómo lleva este 2014.
El monje siempre ha considerado como objetivo un 7% de rendimiento de forma anualizada. Él reconoce que nunca va a llegar a ser Warren Buffet y su 20% anualizado, pero quiere obtener mejores rendimientos que bonos u obligaciones. No pretende ser el mejor del mercado, pero quiere hacerlo bien. 
Hoy se cierra el primer trimestre y quiere mostraros cómo le ha ido su estrategia de tener paciencia y hacer pocas operaciones en el mercado.
El día 28 de Diciembre de 2013 la cartera del monje valía 54309.93 euros, y ha invertido este 2014 un total de 13250 euros. Sumando ambas cantidades, el valor total es de 67559.93 euros.
Al abrir el bróker, el valor total de cartera es el siguiente:

A esa cantidad hay que sumarle 51.88 euros netos que ha cobrado del dividendo de Duro Felguera, que reinvertirá en breve. Por lo tanto el valor total de la cartera asciende a: 71498.19 euros.
Por lo tanto:
+ Valor al inicio del año de la cartera: 67559.93 euros.
+ Valor hoy de la cartera más dividendo de Duro Felguera: 71498.19 euros.
+ Diferencia: 3938.26 euros. Lo que significa que al cierre del primer trimestre se ha obtenido un +5.83%
El monje paciente quiere ser honesto y reconoce que ha tenido mucha suerte. Me dice que pocas veces el mercado es tan noble. No hay caídas bruscas, ni hay cambios de tendencia, y me dice que esto que está pasando no es lo normal. 
Para el monje, el objetivo para este 2014 es un +7%, y al cierre del primer trimestre ha obtenido un +5.83%, por lo que no puede estar más contento. 
El monje reconoce cosas importantes:
1) Que Repsol no ha tenido tiempo en desarrollarse ya que sólo lleva 2 meses y pico en cartera.
2) Que Telefónica está muy dormida. Dice que tengamos paciencia, pero reconoce que está siendo tremendamente paciente con ella y que tarde o temprano cotizará a un PER de 13 veces.
3) Que Duro Felguera tampoco está resultando lo que pensaba. Reconoce su valor, pero el mercado no, y nos dice que estemos tranquilos, que todo va bien, pero necesita tiempo.
En cuanto a las que sí ha acertado:
1) BME ha sido su valor estrella, con una revalorización importante. 
2) Que Abertis y Zardoya me dice que están caras o muy caras. Que no vende las que tiene porque le dan un retorno muy bueno ya que compró abajo, pero que no quiere comprar más de ellas. Es más, me dice que habrá sorpresas con los derechos, porque seguramente los venderá.
3) Que Iberdrola lo ha hecho bien, llegando cerca de su valor contable, pero ha perdido su atractivo para comprar más.
4) Que Santander no es ningún chollo y que está pensando muy seriamente qué hacer con los derechos de la próxima ampliación. Le está dando muchas vueltas al tema porque dice que Santander está cara.

Yo veo la cartera del monje y pienso que ha tenido suerte, y la verdad es que él mismo me reconoce que acertó en el momento de comprar. Yo no sé si es por su forma de invertir por medias móviles o valoraciones de empresas, pero de momento, este 2014 va bien este monje.

Pero luego veo a gestoras como Bestinver, y su fondo B.Bolsa lleva un +9.05%:

Le pregunto al monje sobre ello y me dice que Bestinver son los mejores, y que él no puede compararse con ellos. El monje es humilde, reconoce su suerte y que Bestinver es la mejor gestora de España.
Los resultados del monje son satisfactorios. Entiendo que el monje esté
contento, pero Bestinver lo hace mejor. Tenemos que ser humildes y reconocer que siguiendo una estrategia como la de aquí descrita no vamos mal, pero reconozco que hay gente muy buena como la gestora anterior que lo hace mejor.
Esto me hace ser aún más exigente, más disciplinado, más selectivo en mis compras, y por ello veréis sorpresas en los próximos meses. Vais a ver que muchos derechos van a ser vendidos y otros no, y es porque muchas empresas se están poniendo caras.
El monje os manda un saludo.

El monje paciente y REPSOL

Amanece un nuevo día. Mucha gente me pregunta sobre una de las empresas más grandes de España, Repsol. ¿Qué opinará el monje de ella?.
Parto de Lhaos con mi mochila al hombro atravieso el bosque hasta llegar al convento. En una habitación oscura, le veo observando el campanario del convento. Se alegra al verme y me dice: “Buenas tardes mi querido amigo, dime tu duda´´.
“Señor monje paciente: Veo que en su cartera tiene Repsol. La compró el 21 y 24 de Enero de 2014 y es su última compra. ¿Por qué la compró?. ¿Por qué ahora y no en el 2012 cuando valía menos?´´. 
El precio medio al que tiene el monje Repsol es 18.35 E/acción, prácticamente el mismo precio que lo que vale ahora, por lo que puede ser un momento bueno de compra.
El monje paciente dice: Nosotros, los monjes, no necesitamos energía para sobrevivir. Nos arreglamos con poco porque llevamos una vida austera y sin lujos. Pero vosotros, necesitáis energía para vuestros coches, calefacción en vuestras casas, sois dependientes del petróleo. Y si en un futuro el petróleo se agotase, esta empresa se reconvertiría a nuevas fuentes de energía. Son lo suficientemente grandes para reconvertir su negocio. Fíjate en su deuda. 
O sea, que el monje cree que empresas como Chevron, Exxon, y en menor medida Repsol, son empresas con capacidad suficiente para maniobrar si se les acaba su materia prima.
Criterios del monje por las que compró Repsol:
1) Empresa que lleva más de 10 años en bolsa.
2) Empresa que ha dado beneficios siempre.
3) Empresa que ha dado dividendos siempre.
4) El BPA medio de los últimos 3 años es  1.61 E/acción, y a precio de cierre de 18.6 es de 11.55 veces, menor a 14. Si tenemos en cuenta el BPA de 2013 es 1.379 E/acción que a precio de cierre de 18.6 el PER anualizado es de 13.4 veces. El monje nos dice que usemos el BPA medio siempre para evitar fluctuaciones de beneficios de la empresa. Pero como dato adicional, el anualizado también está por debajo de 14.
5) La capitalización es superior a 1000 millones de euros.
6) Que el valor no esté por debajo de la media móvil de 30 semanas.
El monje añade más cosas. Su deuda es muy baja: deuda/EBITDA<1. Deuda muy baja, de menos de 5000 millones de euros. Además, el acuerdo con el gobierno Argentino se cifra en un pago de casi 4000 millones de euros, casi lo que debe. Repsol tiene una deuda muy baja, algo excepcional viendo al resto de cotizadas del Ibex. Por definición una empresa sin deuda no puede quebrar.
Y además, el monje paciente añade: El valor contable de Repsol es aproximadamente 22 euros. Una empresa de tal tamaño, con poca deuda deuda, y por debajo de valor contable es barato por definición.
En cuanto al dividendo el monje dice: actualmente Repsol hace 2 script y da algo en efectivo (0,04 E/acción). Pero lo que le gusta al monje es que en la junta general de accionistas han aprobado la recompra de acciones para amortizar esas acciones del script por un valor de 500 millones de euros. Esto al monje paciente le encanta, porque fiscalmente es perfecto. Le dan unos derechos, que luego se convierten en acciones, y luego la empresa compra acciones en el mercado para destruirlas. Esto mismo está haciendo ya Iberdrola y es muy bueno para sus accionistas.

Veamos el gráfico de Repsol a ver qué nos dice:

Gráfico semanal, logarítmico y descontando dividendos. Plataforma de ProRealTime.
Os he marcado dónde ha comprado el monje. Si observáis el gráfico el monje compró a finales de Enero, el valor está oscilando sobre su media móvil de 30 semanas. La media es ascendente, pero no es ley, y el precio oscila sobre ella.
Le pregunto al monje: ¿Por qué no compró en 14 y poco a primeros del 2013?. Y el monje paciente me responde: “No siempre disponemos del dinero para poder comprar. En aquel momento tenía un dinero y lo destiné a otras compras como Iberdrola, Santander, BME, etc…activos que consideré en mejor momento que Repsol. Poco a poco he ido ahorrando y juntando dividendos, y fue en Enero cuando pude comprar. Pero el que compró a 14 era mejor opción que ahora, sin duda´´.
Al monje le pasa lo que nos pasa a todos, no es millonario. Invierte cuando puede. Si vemos todo lo que nos ha explicado es lógico que comprar a 14 era más seguro que comprar ahora, pero n
o tenía dinero. De hecho acertó en algunas compras al comprar BME a 18 por ejemplo. Esto funciona así, el dinero es limitado.
No nos podemos fijar en el pasado. Tenemos que preguntarnos si hoy Repsol cumple todos los requisitos para incorporar a una cartera de BUY and HOLD y el monje nos responde rotundamente SÍ. Pero nos dice que hay que tener precaución, lo que significa que debemos comprarla en un % adecuado en nuestra cartera por si algo sale mal. nos dice que diversifiquemos por si acaso ya que la base de la tranquilidad radica en esos detalles.

¿Cuánto vale Repsol señor monje paciente?. Veamos los datos de Repsol:
 

AÑO BPA 
1995 0,79
1996 0,8
1997 0,84
1998 0,97
1999 0,85
2000 1,99
2001 0,84
2002 1,6
2003 1,65
2004 1,6
2005 2,56
2006 2,56
2007 2,61
2008 2,23
2009 1,29
2010 3,84
2011 1,8
2012 1,64
2013 1,379

Gráfico de BPA frente al tiempo.

Viendo los datos de BPA consideraría algo lógico un BPA de 1.7-1.8 E/acción siendo muy cauto, que a un PER de 14 veces volviendo a ser muy cauto me daría un precio lógico de mercado de 24.5 euros/acción.

Es decir, teniendo en cuenta todos los criterios del monje paciente y siendo muy precavidos estamos comprando una empresa grande, con baja deuda, dividendo aceptable, por debajo de valor contable, infravalorada en un 25%. El monje paciente dice que el mercado no está reconociendo el valor de Repsol y que es cuestión de tiempo que el mercado lo reconozca. También es cuestión de tiempo que el BPA suba y que Repsol valga como mínimo un PER de 14
veces con un BPA normal, y eso son 25 euros.
Por estos motivos incorporó Repsol el monje paciente en su cartera, y se sienta a esperar a que valga esos 25 euros. Dice que puede tardar, pero que él tiene la paciencia suficiente para verlo. ¿Y vosotros?

El monje paciente y la media móvil de 30 semanas

(Ésta es quizás la entrada más difícil que voy a escribir de todas las que he hecho. El motivo es porque en el mercado hay dos escuelas para analizar las acciones: análisis fundamental y análisis técnico. En función de la escuela a la que pertenezcas harás una cosa u otra. Bien, en 16 años que llevo operando en el mercado, he experimentado que no todo es blanco o negro, sino gris. Es decir, no hay un método fiable al 100% que te hace ganar dinero, sino una mezcla de ambas escuelas. Vamos a verlo.)
Me dispongo a buscar al monje de nuevo ya que mucha gente me pregunta sobre esa media móvil que habla tanto el monje y creo que hay muchas dudas sobre ello. Después de las 3 horas de camino llego a ver al monje en su habitación estudiando los mercados, a lo que me observa y me dice: “¿Nuevas dudas amigo?´´. A lo que respondí afirmativamente.
Señor monje paciente: “No entiendo bien cómo se puede aplicar en un mismo mercado el análisis técnico y el fundamental´´.
El monje paciente me dice que hay dos grandes escuelas con sus respectivas normas por las que analizan el mercado. Resumiéndolo mucho me dice:
1) Análisis fundamental: Te dice qué valor comprar.
2) Análisis técnico: Te dice cuándo comprar.
Lo más importante es que analices qué valor es digno de tu cartera. Es sin lugar a dudas, lo más importante. Puedes comprar bien o mal, pero no te equivoques al analizar el valor a meter en tu cartera, porque cuando te des cuenta de que el valor es el equivocado, el precio estará por los suelos.
Bien, imaginemos que este valor, IBERDROLA, es digno de entrar en nuestra cartera porque pasa todos los criterios de compra del monje paciente:

Gráfico semanal, logarítmico y descontando dividendos. La plataforma que utiliza el monje es ProRealTime. Es la mejor plataforma actualmente para analizar gráficos. Sencilla y eficaz.
Bien, queremos comprar este valor, pero ¿cuándo?.
No es lo mismo comprar a 3 que a 4 que a 10 euros/acción. Lógicamente cuanto más barato lo compres mayor retorno sobre la inversión vía dividendo vas a tener, y mayor margen de seguridad tendrás. El que compró en momentos de pánico de verano de 2012 recibe más % vía dividendo que si compramos ahora.
Podemos actuar de varias maneras.
1) Comprando haciendo diversificación temporal. Es decir, yo compro X euros cada X meses, comprando en momentos caros y baratos asumiendo que el mercado es irracional y el análisis técnico no vale de nada.
2) Comprando en momentos en los que el activo es alcista. Es decir, no compro cuando el precio se pone por debajo de su media móvil de 30 semanas, retengo las compras, y cuando el precio se ponga por encima y el valor sea alcista concentro las compras. En este caso las compras las hubiéramos concentrado a partir del 2013.
Sé lo que estáis pensando, que esto no es tan fácil, y os tengo que dar la razón, pero pensad una cosa. Iberdrola es un buen valor para una cartera de BUY and HOLD. Un inversor que tenga esta estrategia que hubiera comprado en 2005 por ejemplo, a partir del 2008 hubiera retenido las compras hasta 2013 evitando que su activo valga menos y entrando en 2013. Es probable que en el 2010 hubiera entrado en el mercado de nuevo ya que momentáneamente se puso por encima de su media móvil de 30 semanas, pero según esto no hubiera vuelto a comprar hasta 2013 teniendo un precio medio mucho mejor.
Os pongo otro ejemplo:

Este valor es EON. Un buen valor por fundamentales que cualquier persona incluiría en su cartera de largo plazo.
Si hubiéramos comprado por diversificación temporal el precio medio obtenido es peor que si concentramos ahora las compras. Es precisamente ahora mismo cuando hay que empezar a comprar EON evitando el mercado bajista que ha bajado el precio del activo de 50 a 10. Compraríamos a 14 euros lo que por diversificación temporal hubiéramos comprado a 50, 40, 30, 20, y 10. Es ahora mismo cuando técnicamente empieza a dar señales de compra.
En base a mi experiencia prefiero retener las compras que hacer diversificación temporal. Pero si no os gusta analizar el mercado tanto haced diversificación temporal.
Lo más importante es decidir si por ejemplo Iberdrola es digna de vuestras carteras, porque pasará por momentos de euforia y depresión. Será en los momentos de depresión cuando la decisión que tomaste de meterla en cartera hará que estés tranquilo.
Y otro factor importante es la diversificación de valores y sectores como medida de seguridad por si el activo elegido no era el adecuado.
La media móvil es la media móvil de 30 semanas, que es la media que yo y todos los seguidores de Stan Weinstein utilizamos como media de tendencia, es decir, es la media que nos indica si la fuerza va para arriba o para abajo.
El monje paciente quiere tener buenos valores por fundamentales, y a ser posible, alcistas. Por eso retiene las compras en momentos en los que el precio está por debajo de ella. Si el valor es bueno, es cuestión de tiempo que vuelva a ponerse por encima y volver al alza.
Otro tema muy diferente es: “¿Cuándo vender?´´. Lo dejaremos para otra entrada.

El monje y ENAGÁS

Observo la cartera del monje paciente y veo un valor joya: ENAGÁS. Es por eso por lo que me dispongo a buscar al monje de nuevo. 
Vuelvo al monasterio donde reside y me lo encuentro como de costumbre sentado tomando el sol. Se alegró de nuevo al verme y viene hacia mí: “¿Qué te trae de nuevo por aquí mi querido amigo?´´. Señor monje paciente: veo que en su cartera tiene ENAGÁS, ¿cuáles fueron los motivos por lo que la compraste y por qué?´´.
ENAGÁS es de esas empresas que son imprescindibles en la cartera de un buen inversionista. Vamos a ver los criterios de compra del monje paciente:
1)  Es una empresa que lleva más de 10 años en bolsa.
2)  Es una empresa que ha tenido beneficios siempre.
3) Es una empresa que ha dado dividendos siempre, y aquí viene lo más importante, los ha ido incrementando año a año. Esto es muy importante.
4) El BPA medio de los últimos 3 años es 1.6 euros/acción, y a un precio de compra que tiene el monje de 19.14 euros/acción nos da un PER de 11.96 veces. Por debajo de los 14 que considera el monje como normal para una empresa.
5) La capitalización es superior a 1000 millones de euros.
6) El valor está por encima de la media móvil de 30 semanas.
Los datos históricos de PER son un mínimo de 8.76 en 2012 y un máximo de 21.69 en 2004, por lo que comprar a un per de casi 12 veces es barato. 
Veamos dónde compró el monje:

Gráfico semanal, logarítmico y descontado dividendos.
El monje paciente compró en el rectángulo rojo. Muchos le diréis que por qué no compró cuando bajó a 17 euros en agosto de 2013. Bien, el monje paciente dice:  “Nunca compres un valor por debajo de su media móvil de 30 semanas. Si por fundamentales te da compra, espera a que se sitúe por encima y tendrás dos fuerzas enormes a tu favor, el análisis técnico y el fundamental´´. 
Sé que mucha gente le va a decir al monje paciente que el BUY and HOLD es siempre comprar lo mejor lo más barato posible. Bien, pues el monje paciente ha sido testigo de que lo mejor en bolsa es tener paciencia. Lo más importante es analizar por fundamentales un valor. En este caso ENAGÁS cumplía, pero no por análisis técnico. Fue en el apoyo de la media móvil, a finales del 2013, cuando él compró. Ahora el monje disfruta del apoyo de ambos análisis y eso se traduce en plusvalías en precio de su activo.
El monje paciente dice que si este valor en agosto del 2013 hubiera caído por poner un ejemplo a 10 euros, no hubiera comprado. Hubiera esperado a que la media móvil hubiese sido superada por el precio. Y me dice que así evita tendencias bajistas que sólo llevan a destrucción de valor.
Ahora el monje paciente disfruta de un activo que le da buenos dividendos y encima el precio de su activo cada vez vale más porque está en subida libre absoluta. 
¿Cuánto es lo normal que valga ENAGÁS?. Pues poniendo un PER normal de 14 veces, y teniendo en cuenta de que el BPA del 2013 fue de 1.69 euros/acción, debería valer sobre 23.5-24 euros.
Cuando el monje dice que este valor es una joya se refiere a esto:
AÑO BPA 
2001 0,49
2002 0,46
2003 0,59
2004 0,66
2005 0,8
2006 0,91
2007 1
2008 1,08
2009 1,25
2010 1,4
2011 1,527
2012 1,59
2013 1,69

Fijaros cómo sube el BPA año a año. Y si lo pensáis es lógico que valga más que nunca porque la empresa gana más dinero que nunca. El monje dice que esta situación es lo normal, y es porque hay perfecta sincronía entre análisis técnico y fundamental. El valor vale más que nunca porque gana más que nunca.
En cuanto al dividendo, el pay out de la empresa es sobre el 75% del BPA, así que si sigue aumentando el BPA año tras año, el dividendo subirá año a año.
Resumiendo:
El monje paciente dice que estamos ante una joya. Una empresa que tiene que estar en la cartera de todo inversor. Que comprando ahora mismo estamos comprando a un PER de 13.9 veces teniendo en cuenta el BPA medio de los últimos 3 años. Que comprando ahora mismo obtienes un dividendo del 5.63%, un buen dividendo y encima creciente, pero que él tendría paciencia para comprar en caídas. Ahora mismo no es el mejor momento para comprar, que esperemos a que el precio caiga a su media móvil como hizo él.
Os manda un saludo.

El monje paciente e IBERDROLA

Era un día nublado cuando me dispuse a subir a la montaña en busca de amigo el monje paciente. Como de costumbre me lo encontré debajo de una enorme atalaya desde donde miraba el horizonte. Bajó y me saludó con alegría.
Monje paciente: ¿Por qué tienes Iberdrola en tu cartera?.
El monje paciente dice que la electricidad es algo necesario en nuestras vidas. No en la suya, ya que debido a la austeridad con la luz de las velas es capaz de vivir, pero no en la nuestra. En la sociedad en la que vivimos la luz es algo básico en nuestra economía, es el motor que hace que todo gire. Es algo que vamos a necesitar siempre, por lo que las eléctricas tienen un buen filón de donde sacar dividendos para sus accionistas.
Iberdrola cumplía todos los criterios del monje paciente y la incorporó en cartera teniéndola ahora mismo a un precio de 3.82 E/acción. La pregunta que le hago al monje es si la compraría ahora. Pues bien, analicemos todos sus criterios de compra:
1) Lleva más de 10 años en bolsa.
2) Ha dado beneficios siempre.
3) Ha dado dividendos siempre, aunque ha tenido que recurrir a la modalidad de script como otras. Aunque también es cierto que últimamente está comprando acciones en el mercado para amortizarlas. Dividendo real. Las está comprando entre 4.8 y 5 euros.
4) EL BPA medio de los últimos 3 años es 0.45 E/acción, y el PER medio teniendo en cuenta ese BPA a precio de cierre de hoy es 11.13 veces.
5) La capitalización es superior a 1000 millones de euros.
6) El valor está por encima de la media móvil de 30 semanas.
7) La deuda es algo alta, 3.7 veces EBITA, pero no lo considero grave.
8) Valor contable es 5.6 euros/acción.
El PER histórico de Iberdrola se mueve entre un mínimo de 5.73 en 2012 y un máximo de 16.38 en 2007. 
El monje paciente avisa de que el PER medio de las eléctricas es inferior al de otros sectores, y es algo a tener muy en cuenta.
Las últimas medidas del gobierno en cuanto a impuestos ha afectado negativamente a los resultados de esta empresa.
El dividendo que se propone es 0.27 E/acción, un dividendo que es SOSTENIBLE, ya que el BPA del 2013 fue de 0.4 E/acción. Si la empresa compra acciones y amortiza va por buen camino.
Teniendo en cuenta todos estos datos, el monje paciente considera una buena compra todo precio menor a un PER a 12-13 veces, que viendo el BPA de 0.4 E/Acción es pagar un precio no superior a 5 euros/acción. Si pagamos 5 euros/acción el monje dice que:
1) Pagas un PER razonable. La media histórica.
2) Pagas un poco por debajo de valor contable.
3) Recibes un dividendo de 5.4%.
Veamos el gráfico:

Gráfico semanal, logarítmico y descontado dividendos. El precio es alcista, la media móvil de 30 semanas asciende tranquilamente.
El monje paciente dice que Iberdrola es buena empresa, pero que no paguemos burradas por ella. Por debajo de 5 euros es compra, y que si compramos por encima de 5 euros seamos conscientes de que estamos pagando más de lo normal para este sector.
Estos son los datos históricos de la empresa:
AÑO BPA 
1998 0,19
1999 0,2
2000 0,24
2001 0,25
2002 0,27
2003 0,29
2004 0,34
2005 0,38
2006 0,46
2007 0,52
2008 0,57
2009 0,54
2010 0,52
2011 0,48
2012 0,46
2013 0,4
El monje paciente dice que los BPA deberían estar ya tocando suelo, pero que de momento no se observan signos de recuperación. Desde 2008 van en caída libre, dato a tener en cuenta en el precio de compra.
Este monje sabe.

Os manda un saludo a todos desde su atalaya.

El monje no se sorprende con BME

El monje paciente siempre dice que tiene una joya llamada BME. Siempre me habla bien de ella, pero desde hace muchos años.
Era un día soleado. Se desprendía una leve brisa de primavera sobre la plaza del convento. Me dijo, atiende: “BME ha subido el dividendo 0.05 E/acción y ahora decide suprimir el dividendo extraordinario´´. El monje paciente decía que era lo más normal del mundo.
La joya del monje ha tenido de BPA este año 1.72 E/acción, el monje siempre me ha dicho que calcule el dividendo de esta joya con un 100% de pay out, y si te encuentras algo más, has tenido suerte.
Pues es lo que ha ocurrido en BME, en cómputo global ha bajado el dividendo 0.142-0.05=0.092  euros/acción. En realidad no lo ha tocado prácticamente.
El monje dice: “Mucha gente buscará esto como el motivo de vender mi joya, yo no lo voy a hacer porque siempre he calculado el retorno con lo que hay que hacer, en este caso, 1,72 euros/acción. Me voy a encontrar 1.972-0.092=1.88 euros/acción, pues genial¡¡¡, más de lo que el monje se esperaba. Se pagaba en forma de “Devolución reservas libre disposición´´.
El monje dice: “No tiene sentido que una buena empresa dé más de lo que recibe, eso es tirar de caja y tarde o temprano se acabará´´.
Yo pienso lo mismo, BME estaba claro que tenía que echar un poco el freno, e incluso sigue pagando por encima de sus posibilidades porque tiene caja neta positiva.
Lo que sí se puede provocar es una ventana importante para poder comprarla a precios interesantes.
Calculemos un dividendo razonable: 1.72 euros/acción a 29 euros es un 5.93% de dividendo. Yo creo que está muy bien.
Debido a esta reducción del dividendo de BME, el monje ha sufrido una caida de 3.12 euros al mes, por lo que contando con la disminución, la cartera le proporciona al monje paciente unos ingresos pasivos por valor de 389.42 euros. Una pena de no llegar a esos 400 euros/mes.
El monje ha visto esto de BME como algo lógico y sano. No le ha extrañado nada, he incluso me ha dicho que las buenas joyas hacen esto, no pagan lo que no pueden y peor sería si lo hiciera con deuda.
Os manda un saludo a todos y os dice que de momento todo va como os comentó en post anteriores. La bolsa es un gigante demasiado lento como para hablar de él a cada minuto.

El arte de no hacer nada

Hoy es un día lluvioso, un poco aburrido. Estaba dando vueltas sobre qué hacer y me fui a ver a mi amigo el monje paciente. Después de las 3 horas de camino le veo medio escondido detrás de una puerta. No se sorprendió al verme ya que le veo casi a diario.
Señor monje paciente: ¿qué hago en el mercado, compro o vendo?. Sonrió y me dijo, sigues sin entender nada.
Si os fijáis, hoy el Ibex ha cerrado en el mismo punto en el que abrió el año, sobre los 9910 puntos. Llevamos desde Octubre sin hacer NADA. Y os preguntaréis por qué, ¿verdad?.
El monje paciente tiene la virtud de su paciencia infinita, y eso, en este momento es un arma importante contra el mercado. Os digo esto porque el mercado tiene dos formas de consolidar un nivel después de un fuerte alza:
1) Consolidación en precio: los precios caen a soportes.
2) Consolidación en tiempo: los precios lo único que hacen es marear para que la gente se aburra.
El monje paciente cree firmemente en la opción 2), cree que estamos a las puertas de un nuevo impulso.
Como el monje paciente cree que estamos en una tendencia alcista de largo plazo compró muchas acciones en Octubre, Diciembre y Enero. Los precios eran más o menos los mismos que ahora. Y compró porque al basarse en una tendencia alcista prefirió comprar un poco alejado de la media móvil de 30 semanas por si los precios se iban hacia arriba. Y en realidad lo único que ha ocurrido es una pérdida de tiempo. Pero si al precio le da por dispararse, el monje habría estado subido al carro de las acciones que lleva en cartera.
Estas consolidaciones laterales son típicas de movimientos alcistas, se aburre a la gente y en cuanto menos lo esperas te suben el índice 1000 puntos. Y será en los 11500 cuando la gente se preguntará ¿compro ahora?. Pues no, el monje paciente mira el gráfico y ve esto:

Mirad cómo el precio de Ibex de 9913 está ya cerca de su media móvil de 30 semanas, por lo que el tiempo para que ocurra algo se está agotando. El monje dice que la media no es una ley, es decir, la media será un apoyo, pero puede oscilar sobre ella o por debajo de ella. Me dice que miréis lo que pasó en Julio del año pasado, se puso por debajo. Pero el monje sabía que los índices directores mundiales eran alcistas, por eso siguió comprando.
Lo que el monje paciente dice es que es posible que el Ibex baile alrededor de la media y veamos hasta 9500 para infundir miedo antes del siguiente impulso, pero eso está aún por ver. Lo que dice es que la tendencia general es alcista y no hay que tener miedo. Al revés, me dice que hay valores con buena pinta.
El monje paciente dice que comprar y vender muchas veces son como lijas en tu cartera. Cada compra-venta el bróker quiere su parte y hacienda lo mismo, por lo que él opera muy poco.
Me dice que esté tranquilo, que me entretenga escribiendo en un blog, que pasee, que lea, que me compre una cometa, pero que deje al mercado desarrollar su tendencia.
Definitivamente…este monje sabe.