El monje paciente y su futura compra de nuevas acciones

Esta mañana el monje se ha levantado temprano, como todos los días. Después de su desayuno frugal ha ido a dar su paseo mañanero por el bosque hasta llegar al río. Una vez allí se ha sentado en la piedra que siempre se sienta para pensar y se ha dado cuenta de que hace dos meses que compró sus últimas acciones. El 21 de Enero compró Repsol a 18.7 euros/acción y el 24 de Enero compró más a 17.7 euros/acción lo que le dejó una media de 18.35 euros/acción. Esta estrategia es típica del monje, compra el 50% a un precio si cree que puede seguir cayendo y así obtiene un precio mejor después. Lo suele hacer en días donde se producen caídas fuertes, y aquellos días el mercado estaba revuelto. El riesgo es que el valor se escape, pero como dice el monje, “la bolsa da una segunda y una tercera oportunidad, nunca tengas prisa´´.
El monje se ha dado cuenta de que vienen meses muy buenos de dividendos. En concreto le van a pagar:
1) Banco Santander: le da unos derechos, en concreto 1692, que está pensando en venderlos o reinvertirlos. Ya me ha dicho que si el precio es inferior a 7 los va a reinvertir. Piensa con respecto al Banco Santander en comprar acciones por debajo de 6 euros, y en reinvertir dividendos hasta 7 euros. A estos niveles no va a comprar ni acciones ni más derechos porque dice que el Banco no está barato. Si él lo dice será por algo. Yo le hago caso, que parece que sabe. Seguramente reinvierta esos derechos y ya está.
2) Zardoya Otis: pagará alrededor de 0.09 E/acción en Abril. No va a comprar más porque dice que está cara.
3) Abertis: pagará en Abril 0.33 E/acción. También dice que está cara y que no comprará más.
4) Iberdrola: pagará una prima de asistencia. Que aunque no sea mucho algo le dará. Dice que tiene muchas y considera a Iberdrola a un precio muy cercano a lo que considera justo, 5 euros.
5) Telefónica: paga un buen dividendo de 0.4 E/acción. Ya veremos luego qué hacer aquí.
6) La joya BME: paga 0.65 euros/acción. Otra candidata junto a Telefónica para reinvertirlo.
Esto es lo que le van a pagar al monje hasta Mayo incluido. Es un buen dinero, calculo por los 800 euros más o menos, que junto algo que ahorre por otro lado, pues se juntará con un dinerito majo, unos 2500 euros. De esta manera va a poner en práctica el interés compuesto de: ahorro + reinversión de dividendos.
El monje tiene varias opciones donde meter el dinero. Me está diciendo que aunque haya valores muy buenos ahora mismo para comprar como REPSOL y TELEFÓNICA, cree que debe diversificar la cartera, y dice que no tiene sentido sobreponderar esos valores en perjuicio de otros. Por este motivo el monje lleva varios días meditando qué valores son candidatos a comprar, y entre ellos he conseguido sacarle estos:
ACS
REE
GAS NATURAL
MAPFRE
El monje sabe que diversificando se protege y por eso estudia nuevos valores. De momento vamos a ver el dividendo que dan a precio hoy:
ACS: 5.78% incluido script.
REE: 4.27%.
GAS NATURAL: 4.55%.
MAPFRE: 4.42 %.
Y aquí el monje no le gusta la situación, las ve un poco bajas por debajo del 5%, excepto ACS, pero claro, ACS hace script, por lo que aunque haga amorizaciones parciales tampoco es la panacea.
En principio el monje pone a funcionar su virtud, la paciencia. De momento va a esperar algún pánico del mercado por si hubiera suerte y pudiera comprarlos más baratos, ya que tiene una cartera formada y tampoco es necesario correr detrás de los precios. Es un monje muy paciente, y sabe que hay que comprar en los momentos de pánico, cosa que no ocurre ahora. Corre el riesgo de comprar y que esto se desplome y no tenga dinero para poder aprovechar el momento.
Lo primero que me dice el monje es que no ve actualmente en esas 4 acciones el momento ideal para comprar. Les parece un poco caras, y dice que tengamos paciencia, que todo llegará. Como le estoy preguntando que me diga algo se me ha enfadado un poco y me ha dicho a regañadientes:
“Nuestra filosofía es tener paciencia, el mercado abre todos los días. Esto es un modo de vida basado en la pereza rozando olvidarse del mercado, pero ya que tu edad hace que seas tan insistente te diré unos precios a los que cuando lleguen te diré si comprar o no. Son:
ACS: 25 euros/acción.
REE: 50 euros/acción.
GAS NATURAL: 18 euros/acción.
MAPFRE: 2.6 euros/acción.
“Hasta que esos valores no lleguen a esos precios no estudiaremos a fondo si entrar o no. Será entonces cuando las analizaremos más profundamente en todos los sentidos. Las 4 son empresas buenas, pero no hay que comprar a cualquier precio. Es mejor que no compres a que compres mal´´.
Este monje sabe lo que dice. Lleva razón. Los mejores momentos de comprar son en los pánicos, no cuando todo se ve de color de rosa, y ahora mismo no hay pánico en el mercado. Hay mucho alcista y en cualquier momento puede haber una caída brusca del mercado y será cuando debamos comprar y centrarnos en lo muy bueno.
El monje dice: “Sigue ahorrando, sigue trabajando, sigue obteniendo capital, y llegará el día que no esperas que será cuando debas comprar. Hasta entonces céntrate en lo que hago yo…en no hacer nada. Observa la naturaleza, descansa, disfruta de la vida. A los mercados se va 3 o 4 veces al año y no te preocupes que ese día llegará. No seas impaciente.´´
La verdad es que el monje sabe lo que dice. Cuando Telefónica cotizaba a 30 euros en el año 2000 sólo había buenas palabras sobre ella. Y mirad la evolución.
Hagamos un resumen de lo que dice el monje:
1) Que se compren valores como Telefónica y Repsol el que no los tenga.
2) Que se compre Iberdrola por debajo de 5 euros el que no lo tenga.
3) Que se compre Duro Fuelguera, pero en poca proporción. Como mucho el 5-10% de la cartera.
4) Y que estemos atentos a ACS,REE,GAS y MAPFRE cuando haya algún pánico de mercado. Será entonces cuando estudiemos el valor con mayor detalle. El monje nos dirá por qué comprar y cuánto comprar.
Hoy el monje nos ha dejado claro que al mercado se va pocas veces, en momentos puntuales de pánico. Mientras, debemos ahorrar e ir juntando dinero para cuando llegue el pánico, que no os quede duda, que llegará.
El monje os manda un saludo.
Anuncios

El monje paciente y BME

El monje paciente tiene BME en su cartera de activos y muy contento que está. BME es de esas joyas que tenemos en bolsa que pasa desapercibida por muchos. Tiene un comportamiento muy noble y unos fundamentales excelentes. Es una empresa con deuda 0 y un pay out de más del 100%.

El monje paciente compró BME justo hace un año, vamos a ver por qué y vamos a ver si hoy merece comprarla de nuevo:

 Gráfico semanal, logarítmico y descontado dividendos.
El monje paciente compró en ese rectángulo negro. Vamos a ver por qué:
1) Es una empresa que salió a bolsa en Julio de 2006. En teoría no cumple los 10 años en bolsa, pero los fundamentales avalan la compra.
2) Es una empresa que ha dado beneficios siempre.
3) Es una empresa que ha dado dividendos siempre pero no de forma creciente.
4) Cuando el monje paciente compró este valor el BPA medio de los últimos 3 años era 1.73 E/acción, y a los precios a los que compró el PER era de 11.35 veces beneficios, menor a 14 que se le exige a una compra con garantías.
5) La capitalización era superior a 1000 millones de euros.
6) El valor estaba sobre la media móvil de 30 semanas.
Desde el punto de vista fundamental cumplía especialmente bien. Daba un dividendo con extraordinarios de 1.972 E/acción, lo que suponía sobre un 10% del precio de compra. Los datos eran muy buenos, y algo ocurre en estos casos:
1) O el dividendo lo bajan ya que la empresa no va bien. No es normal un 10% de dividendo.
2) El precio sube si los números de la empresa son buenos.
Y ocurrió lo normal, la 2), porque los números de la empresa eran excelentes y no había truco.
Sólo veo un problema: la empresa es una joya, pero este año ha tenido un BPA de 1.72 E/acción y repartirá 2 euros y pico de dividendo. Eso significa que es un dividendo NO sostenible. Cuidado.
Por lo tanto, a los que penséis en comprar está joya echad números con un dividendo sostenible, es decir, 1,72 E/acción. Tarde o temprano lo ajustará. Me sorprendió mucho que aumentara el próximo dividendo de 0.6 a 0.65 cuando el BPA no da para ello y está cogiendo dinero de caja, que tiene, pero se acabará.
Por lo tanto: si gana 1.72 E/acción calculemos al precio de 30 euros de precio de cierre, eso da un 5.73%, mayor al 5% que le exijo a una compra.
A 30 euros y un BPA medio de los últimos 3 años de 1.73 E/acción el PER da 17.34 veces, superior a 14 que considero un valor límite para comprar. Pero el dividendo es superior al 5%.
En resumen: por fundamentales estamos ante una excelente empresa. Está a un precio justo, ligeramente cara por PER, con un buen dividendo sostenible si paga lo que gana. No contéis con dividendos superiores al BPA porque no es sostenible y podría haber sorpresas.
Y alguno me preguntará: ¿compro?. Pues yo respondería que sí, pero el 50% de lo que tengas pensado comprar porque NO está barata. Es un excelente valor, pero no podemos comprar a cualquier precio.
El monje paciente las tiene a 19.65 E/acción sin descontar dividendos, y con un dividendo que reparte de 2.002 euros/acción el rendimiento que le da es de 10,18%, algo que considero un lujo y motivo suficiente para no vender este maravilloso activo por mucho que suba.
Estos son los datos históricos de BME:

AÑO BPA 
2003 0,7
2004 0,83
2005 1,12
2006 1,56
2007 2,41
2008 2,28
2009 1,8
2010 1,85
2011 1,85
2012 1,63
2013 1,72

Viendo estos datos y teniendo en cuenta de que no hay dilución porque esta joya no reparte dividendos en forma de script, sino en dinero, considero lógico un BPA normal de 1.8-2 euros en 1 o 2 años. A lo mejor esa subida de dividendo a 2 euros es porque los directivos piensan que puede llegar a ese dividendo de forma sostenible.
El monje paciente está muy contento con BME.
Una última cosa, fijaros en el gráfico en semanal, logarítmico y descontando dividendos de BME:

El monje dice que teniendo en cuenta los fundamentales de la empresa, de que estamos en tendencia alcista, no es de extrañar que en cuestión de 2-3 años vuelva a cotizar en sus máximos históricos. Muchas empresas ya los ha superado, y BME va camino de ello. Si llegáramos a esos precios de 50 euros/acción había que replantearse qué hacer, pero una cosa tendría clara: un valor que me da un rendimiento de 10-11% no va a salir de la cartera del monje por mucho que suba.
BME es una joya, y no va a salir de la cartera del monje salvo una OPA forzosa, que os aseguro que será sobre los 50 euros/acción.
La rentabilidad riesgo/peligro en este valor es buena. Está un poco cara, hemos tenido mucho tiempo para comprar barato. Comprad un 50% de lo que tengas pensado comprar y seguimos observándola.
Definitivamente este monje sabe más de lo que pienso.

El monje paciente y el sentido de esta forma de invertir

Hoy es un día en el que te planteas muchas cosas. Has tenido un día duro y piensas lo que muchas veces se te ha pasado por la cabeza: ¿merece la pena el esfuerzo que estoy haciendo?.
Quería respuestas y para ello fui ver cómo estaba mi amigo el monje paciente. Estaba el hombre dando vueltas por el patio del monasterio cuando levantó la mano para saludarme. Me acerqué a él.
Señor monje paciente: ¿merece la pena este estilo de inversión cuando en el fondo son 4 días los que viviremos en este mundo?. El monje paciente me miro y me dijo: “no has entendido nada´´.
El monje paciente me hizo entender que este estilo de inversión es un modo de vida. El éxito no radica en hacerte rico, sino en poder disfrutar del activo mayor del mundo, tu tiempo. Este estilo de inversión radica en un cambio de actitud frente a la vida. Para mí, lo más importante es disfrutar del tiempo. En el fondo lo que vamos a conseguir es la independencia financiera, y cuando lleguemos a ella dispondremos todo el tiempo para nosotros.
Para mí la riqueza se mide en tiempo: ¿cuánto tiempo puedes estar sin trabajar?. En esa ecuación entra en juego los gastos mensuales. Cuantos menos gastos tengas más tiempo libre dispondrás. Cuantos más ingresos tengas lo mismo, si contienes los gastos.
Muy poca gente disfruta con su trabajo y le hace feliz. En mi caso, cuando me levanto por la mañana digo, un día menos para la independencia. No me disgusta mi trabajo, pero reconozco que si fuera independiente no trabajaría más. Es por ello por lo que todo gira en torno a gastar en lo importante, por supuesto con algún caprichillo para airear la cabeza, pero siempre pensando en que lo que quiero realmente es vivir mi vida sin trabajo y poder disponer de todo el tiempo libre. Y lo voy a conseguir, eso os lo aseguro.
Por eso, cuando me entran ganas de abandonar esta estrategia como hoy, rápidamente se me enciende el chip mental y me dice, este mes de dividendos (incluyo todo), has ingresado 394 euros, sólo tengo que multiplicarlo por 5 y seré libre. Libre para hacer lo que quiera. Sólo me queda hacer 4 veces más lo que ya he hecho y nunca más tendré que trabajar. Merece la pena, claro que sí¡.
Muchas veces me dan ganas de rotar la cartera, vender algunas y comprar otras, pero no. Y es que hacienda se lleva su parte, y el bróker el suyo, y aquí no hemos venido a pasarlo bien, hemos venido a por un objetivo y lo tengo muy claro.
Por eso, días como los de hoy. Donde te dan ganas de abandonarlo todo, te das cuenta de que este es el camino correcto, y no se debe abandonar. Precisamente lo difícil de este camino es la constancia y la perseverancia. Ya no las cotizaciones, que eso se consigue no mirándolas, sino seguir reinvirtiendo todo y seguir día a día. Eso es lo más difícil.
Soy consciente que para poder llevar una vida de rico, primero hay que trabajar, obtener un capital y ponerlo a trabajar. Soy consciente de ello y por eso lo hago. Lo normal en esta vida es hacerlo al revés, primero compro mi casa o coche a crédito y lo iré pagando poco a poco recurriendo a fuertes apalancamientos financieros. Primero el flujo y luego el lujo, pero se hace duro y os entiendo.
El monje paciente me lo advirtió hace tiempo, que lo pasaría mal muchas veces. La bolsa no es fácil, al revés. El Santo Grial está en uno mismo, en olvidarse de los mercados vayan mal o bien y seguir con el guión marcado. Cuando nos demos cuenta estaremos en el objetivo, pero pasaremos años duros.
Y es que a nadie le han regalado nada. Las cosas son difíciles de conseguir. Y es que en mayor o menor medida todo el mundo tiene problemas económicos. El que gana poco porque gana poco y el que gana mucho porque sus gastos son muy altos. Sólo el que aumenta sus ingresos y consigue no aumentar los gastos puede estar un poco más holgado.
He trabajado en 4 empresas a lo largo de mi vida. Absolutamente en todas, todo el mundo se quejaba de lo mismo, de lo poco que pagan. Nadie se quejaba de la dureza del trabajo, ni de las condiciones laborales, sólo se queja la gente del salario. Y son muy pocos los que están contentos con su salario. Pero una cosa os diré, no conozco a nadie que se haya hecho rico trabajando. Y sí que os digo que conozco a varios que se han hecho ricos con este camino de inversión. Eso os debe dar ánimos, por lo menos a mí me lo da.

Diversificar la cartera

Cada vez me asombra más la paciencia y serenidad sobre cómo el monje paciente se mueve en los mercados. Esa persona es emocionalmente neutra, no reacciona a subidas ni a bajadas, pero ¿cómo lo hace?.
Vuelvo a molestarle con la pregunta, pero él me mira y me sonríe diciendo: “¿Eres capaz de saber el futuro?´´. A lo que respondí: “No´´. Y el monje respondió: “Yo tampoco, y como reconozco que no puedo saberlo divido mi capital en partes iguales y meto el mismo en cada activo, así si un activo funciona mejor que otro no me preocupo´´.
Definitivamente el monje paciente sabe, y además se comporta de forma neutra frente al mercado. Al tener el mismo dinero en los valores más grandes le da igual que uno suba y el otro baje porque eso es imposible de predecir. Él siempre está pensando en el dividendo que le van a dar.
Como él bien dice diversificando se protege frente a peligros como quiebras y suspensiones de dividendo. Si mete todos los huevos en la misma cesta y un valor se va a pique por el motivo que sea, el monje se arruina. Por eso el monje paciente divide el capital en varios valores. Por este motivo ésta es la distribución de su cartera:

El monje paciente decidió en su momento que había 6 valores muy buenos por fundamentales y baratos, y decidió meter el 13.7% del dinero en cada uno de ellos.
Luego pensó que Duro Felguera era muy buen valor, pero no tenía el tamaño suficiente para ponderar lo mismo que un blue chip y lo ponderó un poco menos.
Y finalmente, decidió que los valores más caros que compraba deberían ponderar los que menos. Por eso Abertis y Zardoya Otis ponderan menos.
De esta forma, la cartera del monje paciente es como una réplica del Ibex. Al tener los 6 blue chip y muy ponderados en su cartera, si sube el Ibex, sube el valor de su cartera y viceversa.
A día de hoy, la rentabilidad de la cartera del monje paciente es de 3,51%, y la del Ibex un  1,7% desde el 1 de Enero de este año. Ya sabéis que el objetivo del monje es del 7% al año, por lo que lleva recorrido la mitad del camino para este año. No está mal teniendo en cuenta que llevamos desde principios de año sin hacer nada técnicamente, el Ibex está casi al mismo nivel de donde abrió este año.
Ahora entiendo mejor al monje y por qué es paciente. Tiene una cartera muy diversificada, y aunque todo puede pasar, desde que quiebre Telefónica o Santander, hasta una tercera guerra mundial, creo que la cartera del monje es bastante sólida y puede aguantar bastante bien los pánicos del mercado. 

El monje paciente y Banco Santander

Un nuevo día amanece en Lhasa, capital del Tíbet. Seguía yo en mi hotel de la ciudad cuando recibo una llamada de un amigo muy nervioso: “Oye, dicen que los mercados se van a hundir, que España saldrá del Euro y perderemos el dinero de los ahorros que están en los bancos. Pregunta al monje paciente´´.
Y allá que iba yo otra vez en busca del monje a ver qué opinaba él de los bancos, en concreto del Banco Santander. Logré encontrarlo en una llanura al atardecer. Al verme se levantó del suelo sobre el que meditaba y me preguntó por la nueva duda que seguro que tenía.
“Señor monje paciente: parece que Europa se va a desintegrar en mil pedazos. Me llaman amigos diciendo que es el fin del capitalismo. ¿Qué piensa usted del Banco Santander?´´.
El monje paciente despertó de su letargo y me dijo: “Un Banco es el mejor negocio del mundo. Si va mal, lo rescatarán con dinero público, y si va bien, el dinero será para sus accionistas´´. Es listo este monje.
Yo tenía claro que iba a tener un banco en mi cartera, la pregunta era ¿cuál?. Tenía claro que quería a los mejores de España y me decidí por dos, Banco Santander o BBVA y elegí Banco Santander. Cogí el Banco Santander porque es un poco más grande, pero considero a los dos bancos como excelentes empresas.
El Banco Santander hoy por hoy es un banco sistémico y es demasiado grande para dejarlo caer. En el caso de que cayera provocaría un auténtico terremoto financiero.
Pero, a ¿qué precio comprar?. Pues depende.
No voy a entrar en el debate de si el script es un dividendo real o no. Para mí, si no amortiza las acciones no es dividendo real y si lo hace sí lo es. Santander NO lo hace. Entonces, ¿por qué lo tiene el monje paciente?. Veamos los números del Banco Santander:
AÑO BPA 
1998 0,38
1999 0,43
2000 0,5
2001 0,53
2002 0,47
2003 0,55
2004 0,73
2005 0,83
2006 1,05
2007 1,28
2008 1,21
2009 1,04
2010 0,94
2011 0,6
2012 0,22
2013 0,4

Pocas veces una crisis ha afectado tanto a las cuentas del Banco Santander. Fijaros el golpe en el BPA, desde 1,28 del 2007 al 0,22 del 2012. Ese 0.22 se debió a mucho aprovisionamiento para cumplir normativa de Europa. Pero bueno, el golpe es evidente.
A precio de cierre de hoy, y teniendo en cuenta el BPA medio de los últimos 3 años que es 0.41 E/acción, el PER es 15.87. Ese PER no es barato, pero tampoco es alto.
Miremos el histórico: mínimo de 7.69 en 2009 y máximo de 25.5 en 1998.
Hay que tener en cuenta que el valor contable del banco a finales del 2013 era 7.71 euros/acción. Bastante superior al precio actual.
El monje paciente las tiene compradas a una media de 4.67 euros/acción, y con un BPA medio de 0.41 euros/acción le da un PER  11.39 veces, menor a 14 que es lo que él considera buen precio.
El dividendo real que el monje paciente considera normal hoy del banco sería el 75% del BPA, sobre 0.3E/acción. El problema es que el banco sigue emitiendo acciones, y si no sube el BPA hay que repartir el mismo dinero entre más gente. Lo que tendrían que hacer ya es amortizar acciones, porque están emitiendo demasiado papel. Sé que emitir tanto papel le evita una salida de dinero de la empresa que está viniendo bien para tapar agujeros, pero todo tiene un límite, porque a 6.5 E/acción y teniendo en cuenta el BPA la acción no la veo barata, la veo cerca de su precio o incluso un poco cara.
Teniendo en cuenta el valor que es, lo grande que es, que siempre ha dado beneficios, siempre ha dado dividendos (eterna discusión), y suponiendo que deje de emitir tanto papel, pagaría hasta los 6 euros por ella. No más. porque nos pasamos de ese PER que considero bueno. Es una pena que no se pasen al dividendo en dinero, porque el emitir tanto papel diluye demasiado al accionista.
Veamos el gráfico:

Gráfico semanal, logarítmico y descontando dividendos.
El valor es alcista en todos los plazos. En no mucho tiempo lo veremos en 8-9 euros.
Es un buen valor, pero de momento no pagaría más de 6 euros por él. Tiene mucho trabajo que hacer para solucionar esa tremenda dilución que está provocando a los accionistas. Y si cuando retorne al dividendo no supera 5% será otro motivo para no comprar.
Lo que el monje paciente dice es: no compres a cualquier precio. Hasta 6 euros se podía haber pagado. A 6.5 veces pagas 15.85 veces beneficios y ya no es tan barato. Seguirá subiendo, pero no compres a cualquier precio.

¿Por qué le gusta Telefónica al monje paciente?

Nuevamente voy a consultar al monje a ver qué opina sobre un valor que uno de vosotros me ha preguntado por él. Yo no entiendo nada de bolsa, pero él creo que sí sabe, por lo menos mal no le va, y se le ve contento. Este monje sabe.
Otras tres horas de caminata por delante desde el hotel donde resido, me dispongo a buscar al monje paciente y me lo encuentro en una barca en medio de un lago. Es de noche y la luz de la luna nos ilumina.
Señor monje paciente: Usted tiene este activo en su cartera, ¿qué opina de Telefónica?.
Muy amablemente el monje acercó la barca a la orilla y se sentó junto a mí para explicarme por qué la compró, por qué tiene ese % en cartera y qué opina de ella.
El monje sólo tiene acceso a internet para conectarse con el mundo. Eso, ya es una señal. No os voy a contar nada nuevo de Telefónica, eso lo podemos ver en cualquier página de la web. Quiero mostraros lo que el monje ve de forma sencilla y sin dolores de cabeza. Todos los datos sobre esta empresa los podéis consultar en cualquier web. Quiero mostraros lo sencillo que ve el operar en bolsa.
El monje me dice que las telecomunicaciones de una manera u otra es algo que todos necesitamos para funcionar. Incluso el propio monje necesita su red de datos para conectarse a internet para lanzar sus órdenes de compra de acciones. Todo el mundo necesita la red, móviles, tráfico de datos, son muchos clientes potenciales. Se puede decir que Telefónica es un gigante de las mismas, pero, ¿está barata?.
Me fijo en la cartera del monje y veo que tiene Telefónica a 11.04 euros de media. Ha hecho varias compras, pero tiene ese precio de media. Ahora mismo cotiza casi a lo que cotiza en el mercado. ¿Será una buena oportunidad?.
El monje me dice: “aplica mis criterios de compra para ver si este valor es digno de tu cartera´´. Y allá que vamos:
1) Es una empresa que lleva más de 10 años en bolsa. Cumple.
2) Es una empresa que ha tenido beneficios siempre. Sólo en el 2002 según mis registros tuvo pérdidas. Un año lo considero una excepción, por lo que considero este punto como cumplido.
3) Es una empresa que siempre ha dado dividendos excepto el año pasado. Lo considero hasta sano que el año pasado no haya dado dividendo teniendo en cuenta la situación financiera de la empresa, ya que con una deuda tan alta no considero normal que diera dividendo. No me gusta que se haya endeudado tanto, pero eso es otro tema. Este punto lo doy por cumplido.
4) El BPA medio de los últimos 3 años es 1.18 euros/acción. Y a precio de cierre de 11.17 euros/acción, el PER con respecto a ese BPA medio es de 9.46 veces.

Aquí os muestro la evolución del BPA:

AÑO BPA 
1995 0,26
1996 0,31
1997 0,37
1998 0,41
1999 0,55
2000 0,58
2001 0,45
2002 -1,15
2003 0,44
2004 0,62
2005 0,91
2006 1,3
2007 1,87
2008 1,63
2009 1,71
2010 2,25
2011 1,66
2012 0,87
2013 1,01

Gráfico del BPA frente al tiempo:

El monje paciente mira la historia de Telefónica y consideraría normal un BPA en condiciones normales de 1.5 euros/acción. Eso considera como normal cuando salgamos de esta situación tan mala.
5) La capitalización es superior a 1000 millones de euros. Muy bien.
6) El dividendo tiene que ser sostenible:
El año 2013 dio de dividendo 0.75 euros/acción. Si la empresa ganó 1.01 E/acción considero que es un dividendo sostenible, y en cuanto la empresa se recupere, el dividendo aumentará.
7) Deuda: Telefónica es grande en todo. Tiene una deuda grande, pero también tiene un fuerte flujo de caja y fuerte OIBDA, lo que hace que la deuda/OIBDA sea de 2.38 veces, bastante menor que otros años. Al ser menor de 3 me parece un dato bueno.

8) Vamos a ver el análisis técnico:

Es un gráfico en semanal, logarítmico y descontando dividendos. Vemos que el precio está por debajo de la media móvil de 30 semanas.
Os va a resultar raro lo que el monje paciente os va a decir:
El monje paciente os dice que Telefónica está barato por fundamentales. El rango histórico de PER es de un máximo de 40 en el 2000 y de un mínimo de 7.16 en 2010. Y ahora, cotiza a 9,2 veces teniendo en cuanta el cierre de hoy y el BPA medio de los últimos 3 años.
Os dice que es una valor con dividendo estable, será creciente a medida que aumente el BPA, con una deuda controlada, es un valor grande.
Y también os dice que está un poco por debajo de la media móvil de 30 semanas. Pues en este punto, teniendo en cuenta el análisis fundamental el monje paciente ve a Telefónica como clara compra a estos niveles. A pesar de que el precio esté un poco por debajo de la media. Y es que el análisis técnico NO es el Santo Grial,y este activo ahora mismo te da un 6.57% de dividendo. Ya sé que el segundo pago de este año será en script, pero no sabemos si amortizará acciones, por lo que podría ser dividendo real.
Si nos equivocamos, tenemos a un valor con un retorno muy bueno, y muy cerca de mínimos de 2012, por lo que la relación riesgo/beneficio está claramente a favor de la compra. El monje paciente recomienda COMPRAR.
Y como el monje es prudente, destinó el 13% de su cartera. Dice que hay que diversificar porque no sabe qué deparará el futuro.
Él está convencido y está pensando en el dividendo de Mayo, 0,4 euros/acción. Telefónica es un activo con buen retorno y un aspecto técnico que no tiene mala pinta. Para él es una clara compra. Si os fijáis el valor históricamente tontea con su media, no es fiel a ella, por lo que pequeñas oscilaciones por encima o por debajo las considero normales. Lo que veo es un tremendo periodo de acumulación de acciones del 2012 al 2014, y eso es signo de subidas, que es donde creo que estamos ahora, aunque temporalmente coticemos por debajo de la media. La media marca tendencias, no es una ley por sí misma.
Os manda un saludo y me dice que os dé las gracias por los ánimos que le mandáis para que siga escribiendo.
Y se va de nuevo, se sube a su barca y se vuelve al medio del lago debajo de la luna. 

El monje paciente y FCC

 Era sábado y me disponía a buscar al monje paciente para preguntarle sobre una empresa que está en boca de todos los blog de bolsa. Ese valor es FCC.

Después de unas horas caminando por el bosque llego al monasterio y me encuentro a mi amigo el monje meditando. El hombre no se sorprendió al verme, porque últimamente estoy yendo día sí día no a preguntarle cosas. 
Señor monje paciente, estoy leyendo que inversores muy fuertes como Bill Gates y Soros están comprado en FCC, ¿debería comprar yo?. Curiosamente el monje me hizo una pregunta que me sorprendió: ¿Quiénes son esos señores?. yo le expliqué que eran personas muy influyentes, y que si ellos compraban algo deberían saber. El monje se enfadó y me dijo: “no busques el pelotazo en bolsa, aplica mis criterios de compra´´ y vamos a ello:
1) FCC lleva más de 10 años en bolsa. Sí, muy bien, la cumple.
2) Empresas que hayan tenido beneficios siempre. Mal, muy mal, FCC no lo cumple. Las pérdidas que ha acumulado este año son asombrosas. Ha perdido la increíble cifra de 1506 millones de euros.Y en el 2012 perdió 1028 millones de euros. Y del dividendo mejor no hablamos.
En el punto 2) el monje levantó la ceja y me preguntó: “No se compra un negocio que pierde dinero, es una mala inversión´´. Y claro, cualquiera le debate al monje paciente. Él lo tiene claro.
Pero es que encima me dice: ¿Sabes que la deuda/Ebitda es 8.29 veces?. Y claro, lo miré y dije…no lo sabía.
Pues el monje paciente me ha dejado bien claro que no cumple el punto 2) y no debo comprar este valor. 
FCC está en una posición muy delicada. No sé cómo va a solucionar ese problema de deuda. Si sé que si no ha quebrado es por el tamaño que tiene. Si fuera una empresa de menor capitalización seguramente habría quebrado ya. Sinceramente, este valor me da mucho respeto, y me da igual que la tenga Soros, Gates o quien sea, los números no engañan.
Ya no sigo revisando números ni criterios de compra porque no ha superado el punto 2).
Echemos un vistazo al técnico:

Gráfico semanal, logarítmico y descontando dividendos.
El precio se puso por encima de su media móvil de 30 sesiones y parecía alcista. Para mí el análisis técnico no vale de nada en este valor porque el análisis fundamental me impide comprar este valor.
No sé cual será el futuro de FCC pero pinta bastante mal. No hay por dónde cogerla. La propia empresa está intentando reconducirla desapalancando activos e intentando reducir deuda. Los directivos tienen un trabajo bastante complicado en ella, y no sé si saldrá adelante.
El monje paciente os manda un saludo.