Revisión semanal y de cartera

Esta entrada va a ser diferente. El discurso es el mismo, todo sigue en tendencia alcista, y lo normal es que los precios sigan subiendo. Tanto las estructuras como el SP, DOW e IBEX son alcistas, por lo que no quiero aburrirles esta semana con gráficos de análisis técnico sobre índices porque lo ven en cualquier blog.
Lo que caracteriza un blog es contar algo diferente, y es lo que vamos a hacer a partir de ahora aquí. Repetir lo mismo que otros blogs me aburre, lo mismo que la persona que quiera aprender de análisis técnico y/o fundamental, debe estudiar cualquier libro que trate el tema. Lo importante, no es saber lo que pone en los libros, lo importante es pensar y actuar. Si en este blog hago algo diferente, es que digo las cosas por su nombre, creo que hay que demostrar con hechos las palabras y eso estoy intentado hacer. Pongo ejemplos de lo que hago con mi dinero.
Hemos dicho ya muchas veces, que el dinero está en el largo plazo. La gente se concentra en el corto plazo para intentar ganar dinero al mercado cuando lo que en realidad hacen es perderlo. En el trading se lucha contra los mejores matemáticos del mundo y los más rápidos ordenadores. En realidad, el que gana dinero es el que compra un activo infravalorado y espera a que el señor mercado lo reconozca. Sangre fría y paciencia, no hay más señores.
Vamos a mirar cómo va la cartera:
En la izquierda tenemos la rentabilidad al año en %, y abajo los días hábiles en los que voy apuntando.
La cartera del monje sigue batiendo al Ibex sin dividendos, pero la diferencia se está acortando. Si hace 1 mes, la diferencia era un +7%, ahora lo es de un +5%. Vamos a ver por qué esa bajada del 2%:
Mirando la cartera vemos cómo dos valores están disminuyendo su valor: DURO FELGUERA y ZARDOYA OTIS. Vamos a hablar de ellas:
1) OTIS: comentamos hace ya unos meses (miren entradas anteriores), que la valoración de la empresa era excesiva. No había valor en el precio porque la valoración estaba en su máximo histórico. Yo recomendaba NO comprarla a aquellos precios y decía que no había sincronismo entre análisis técnico y fundamental. El señor mercado ha entrado en razón y la está poniendo más atractiva. El valor ha pasado a tener una valoración media. Si el rango histórico de este valor es 16 -33, el valor ahora está en la mitad del rango, por lo que se empieza a ver valor en el precio.
Para mí, el valor está tocando fondo en cuanto a ingresos, pero técnicamente el valor está en caída libre, así que yo esperaría todavía en iniciar compras. Si miramos el análisis fundamental encontraría valor en el precio sobre los 8,5-9 euros. Ahí el margen de seguridad empieza a ser bueno. No tendría prisa. Además, está por debajo de la media de 30 semanas, y un valor así NUNCA se compra.
De momento hay que esperar, a ver dónde quieren pararla. Donde la paren veremos si hay valor en el precio, y ya veremos si aumentamos la posición. Empieza a estar atractiva, pero técnicamente es bajista y NUNCA se compra un valor bajista. Hay que esperar a que pare la caída, se estudia por fundamentales otra vez, y si vemos margen de seguridad la compraremos. De momento les llamo la atención sobre ella, pero de momento hay que esperar. Yo creo que parará la caída siguiendo los fundamentales sobre los 8.5-9 euros. Ahí los fundamentalistas puros comprarán.
2) DURO FELGUERA: es el otro activo en caída libre. El pesimismo se está apoderando del valor. Es el único activo que tengo con retorno absoluto negativo, y casi del 20%. Pero la gestión correcta del capital hacen que no me importe demasiado. Mr. Market ha decidido castigarla, así que lo asumimos y ya está. El valor pagó dividendo el otro día y hay que estudiar los próximos resultados. El rango histórico de PER está entre 7 – 18, y asumiendo un BPA para este año de 0.38 E/acción está más cercana del rango inferior, por lo que el margen de seguridad tiende a ser bueno. El problema el que hemos hablado, ¿llegarán a esos 0.38 E/acción?. Creo que sí, y creo que es un valor claramente infravalorado. Le pasa lo mismo que a OTIS, está en caída libre, por lo que de momento hay que dejarla caer, y donde pare volveremos a estudiar sus fundamentales. De momento es un no tocar, pero estas caídas la ponen mucho más atractiva por fundamentales:
De momento es un NO tocar, vamos a ver dónde para y estudiaremos de nuevo los fundamentales.
Señores, el mercado es así, pasa de valorar una empresa con excelentes expectativas a muy malas, y la cotización lo nota. Es responsabilidad de cada uno gestionar correctamente el capital para que caídas del 20% no afecten ni psicológicamente ni económicamente a nadie. MDF pasa por mal momento, como cuando pasó por buen momento. Y en las empresas hay que invertir en los malos momentos. De momento el análisis técnico nos dice que aún NO, pero los fundamentales son buenos, y cuantas más caídas mejores son los fundamentales.
Como pueden observar me centro en los valores que peor se están comportando. El motivo es simple, los valores que más caen aumentan sus márgenes de seguridad y mejoran su valoración fundamental. Será el técnico el que nos indique cuándo comprar.
En cuanto a la financiación y crecimiento de las empresas sigo opinando lo mismo, el actual panorama del BCE permite a las empresas financiarse barato, lo que permitirá en los próximos años que los beneficios aumenten y nuestros dividendos sean mayores. Todo va como debe de ir. Expansión europea en los próximos años.
Y en cuanto a Bestinver pues tengo poco que decir. Cuando el alma de una gestora se va, creo que pierde gran parte de interés. La historia de Paramés es excelente, y es normal que si se va, la dudas reinen sobre la gestora.
Por último vuelvo a insistir, el dinero está en el largo plazo. El largo plazo nadie lo quiere, es aburrido y aparentemente poco rentable, pero es el único camino. En esto de los mercados no hay atajos, el que se centre en el trading ya sabe lo que hay, hoy ganas mucho dinero pero mañana ya no. Lo difícil en este mundo es conseguir rentabilidades anuales sostenibles del 15%.
Como anécdota les expongo el resultado en el XTB trading cup. Ayer una operación apalancada en el par euro/dólar me permitió subir a las posición 6 de la clasificación. Al ver el resultado, me recuerda que en el pasado fui trader, y no debía ser malo, ya que según el resultado de la XTB no voy mal. Soy el tercer español. Tómenlo como lo que es, un pasatiempo para lo importante realmente, que es el largo plazo e identificar empresas infravaloradas:
Un saludo.
El monje.

Anuncios

El monje y las burbujas

El otro día estuve leyendo algunos comentarios sobre cómo actuar en las burbujas. ¿Se debe vender?. ¿Se debe cubrir una cartera con derivados o CFD´s?. ¿Qué hay que hacer?. Pues es una pregunta que no tiene respuesta, y no la tiene porque las burbujas nunca nadie sabe hasta qué punto pueden llegar. Vayamos por partes.
¿Qué es una burbuja?. La definición parece sencilla, un alza de los precios sin justificación. ¿Pero por qué se forman?. Ya entramos en materia. Para que una burbuja se forme son necesarias dos cosas:
1) Mucho dinero en el mercado en forma de tipos de interés muy bajos o inyecciones de liquidez.
2) Euforia excesiva por parte del mercado.
Esas dos condiciones son necesarias para la formación de una burbuja.
El problema de esos estados de exuberancia en las cotizaciones es que no sabes hasta dónde van a llegar. El accionista siempre tendrá la duda de si subirá más, y en ese estado, la avaricia sale de dentro con toda su fuerza, y es entonces cuando la mayoría de la gente empieza a apalancarse mediante deuda. Se llega a un estado de éxtasis con apalancamientos extremos y se empiezan a descontar unos crecimientos enormes. Es entonces cuando el ciclo del mercado vuelve a repetirse.
Si tenemos en cuenta los puntos 1 y 2, en mi opinión se está formando el punto 1. Las condiciones de dinero barato es uno de los dos requisitos necesarios para la formación de una burbuja. Si miramos la historia (no lo digo yo) siempre las burbujas se han formado por unos tipos de interés mínimos durante bastante tiempo, a continuación se empieza a generar optimismo y se produce el crash.
Otro de los problemas que tenemos es identificar dónde está la burbuja, ¿es inmobiliaria?, ¿financiera?, ¿tecnológica?. Las empresas afectadas por la burbuja sus cotizaciones serán totalmente irracionales, mientras los sectores no afectados también tendrán cotizaciones altas, pero después de la explosión es probable que vuelvan a recuperar.
El problema de la bolsa es que la gente en los ciclos bajos mira las empresas como lo que son, empresas. Es decir, el análisis fundamental es el trampolín para justificar compras en un mercado donde los precios son bajos. Los analistas miran los retornos de la inversión y ven valor en el precio, por lo que compran las mejores acciones de las mejores empresas, o por lo menos de los que ellos consideran más lógicas. A continuación, pasan 3-5 años y esa mirada empresarial se olvida pasando a la especulación, donde las cotizaciones es lo más importante dejando de lado los retornos de inversión.
Nadie tiene una respuesta a cómo hay que actuar. Muchos gestores de hedge fund prefieren salirse del mercado. Pero ¿cuándo?. Si sales, corres el riesgo de salir demasiado pronto, y si no lo haces puede estallarte en la cara. Otros prefieren cubrir sus carteras, ¿pero cuánto?. Tampoco tiene respuesta porque no sabes en qué punto de la burbuja estás.
En la creación de las burbujas y su posterior explosión influye la psicología de las masas, y eso es impredecible. Que una empresa suba un 100 % o un 1000 % depende de la gente y de su psicología, y no hay fórmula que lo calcule, por lo tanto, no hay un guión o esquema de qué tienes que hacer. 
Yo miro las empresas como lo que son, empresas, y cuando invierto en ellas lo hago porque veo valor en el precio, es decir, si me da un retorno de la inversión buena y sostenible y veo crecimiento en ella. Os pongo un ejemplo. Yo compré BME a 19 euros hace un par de años porque el retorno de inversión era un 10% (1.97 E/acción de dividendo). Analizando las cuentas y el histórico me parecía que la empresa estaba infravalorada y la compré. Esa empresa me da un retorno del 10% a 19 euros/acción y a 100 euros/acción. Pero el que compra a 100 E/acción obtiene un retorno de 2% si recibiera 1.97 E/acción. La pregunta es, ¿tú venderías a 100 E las acciones de BME?. Pues aquí viene el problema:
1) La empresa a 100 E/acción con un BPA de 2 E/acción tendrían un PER de 50, lógicamente irracional. Sería un momento de euforia excesiva y planes de crecimiento brutales, con futuras inversiones y promesas en el crecimiento del BPA. Se empiezan a descontar crecimientos de doble dígito. ¿Venderían?
2) Imaginen que la misma empresa a 100 E/acción al cabo del tiempo ha aumentado el BPA a 10 E/acción y tiene un PER de 10 veces. Lo mismo, planes de crecimiento brutales y crecimientos exponenciales. ¿Venderían?.
Pues el caso 1 es la burbuja del 2000 y el caso 2 es la burbuja del 2007. Ojo, no en este caso, en el caso de todas las empresas en general. Si ustedes se dan cuenta, el caso 1 es más fácil de identificar que el caso 2. La gente que estudia el caso 2 dirían que con un PER tan bajo no hay burbuja. Pero es que una burbuja es mucho más que un indicador PER, es ver si los crecimientos son sostenibles. Como ven no es tan sencillo.
Retrocedamos. El inversor que compró BME a 19 euros con un dividendo de 2 euros/acción sigue obteniendo un 10% de retorno a 19 euros o a 100 euros. Pero si esa acción aumenta su dividendo por crecimiento de la empresa el retorno de esa inversión es mucho mucho mayor, y ese inversor tiene una joya. Por lo tanto, la decisión de si vender o no, para mí depende del precio pagado por esa inversión.
Si un inversor ha pagado un precio bajo por su activo y tiene un margen de seguridad grande, lo mejor es no hacer nada. Las burbujas son impredecibles, y no sabes hasta dónde llegarán como tampoco sabemos el crecimiento que puede tener esa empresa.
Imaginen que por las medidas del BCE las empresas empiezan a crecer a tasas de doble dígito y los BPA aumentan. En este caso, aunque los precios suban, las empresas no son tan caras porque estarían aumentando los beneficios. Es decir, hay que analizar las empresas para ver si el crecimiento de las cotizaciones tienen sentido o no. Y también hay que analizar si los crecimientos son sostenibles, porque  luego llega una recesión como la del 2008-2012, los BPA se hunden, y lo que parecía barato ahora es muy caro.
Por otro lado tengan en cuenta que al vender tienen que pasar por hacienda. Eso significa que hay que pagar el año que viene un 20% sobre plusvalías más comisiones. Y aquí tenemos otro problema, ¿bajará tu activo más que ese coste?.
Por regla general, si compras una buena empresa a un buen precio, lo mejor es no hacer nada, no vender en burbujas. El precio del activo caerá, pero si es un buen valor, el activo se recuperará y seguirá su crecimiento en el siguiente ciclo. Pero tienes que haber elegido una buena empresa a un buen precio.
Como podéis observar la pregunta no tiene respuesta porque influye la psicología de masas, y eso es algo que no se puede calcular. La lógica dice que a medida que suban las cotizaciones lo correcto es ir vendiendo. En mi opinión, lo correcto es que si has comprado unos activos a buenos precios con buenos retornos, lo correcto es, que si las cotizaciones van aumentando, hay que ir invirtiendo más en renta fija que en variable, de forma que siempre tengamos un equilibro entre renta fija y variable. Tenemos que ir equilibrando nuestra cartera. A medida que los precios suben, los márgenes de seguridad se hacen más pequeños y tenemos que invertir menos en variable y más en fija. Y viceversa. Esto lo hacía Graham, y me parece genial y correcto.
No hay una respuesta a la pregunta de si hay que vender en una burbuja. ¿Alguien sabe a cómo cotizaremos en 2 – 3 años?. Nadie lo sabe, lo más inteligente es lo que hacía Graham y pensar que ningún crecimiento es eterno, por lo que ir balanceando la cartera entre fija y variable a medida que transcurren los ciclos es la forma más inteligente de gestionar un patrimonio. Ahora depende del ojo de la persona equilibrar esa cartera.
No hay fórmulas, eres tú y el mercado.
Un saludo.
El monje.

Revisión semanal de los mercados

Terminamos otra semana donde apenas ha habido movimientos netos en la semana. Subidas, bajadas, para quedar más o menos igual. Si se fijan en el gráfico del Ibex observen cómo sacaron el dinero a los traders el viernes. Primero, con el NO de Escocia provocaron un gap al alza provocando la ruina de los operadores en posición corta, para finalmente, arruinar a los de posición larga cuando el Ibex llevaba +1.6% y terminar plano. Bonita jugada para sacar el dinero a cortos y a largos terminando el día prácticamente planos. Nada por aquí, nada por allá, pero tu dinero ha volado. Preciosa maniobra:
Gráfico del Ibex, descontando dividendos y logarítmico. Miren la vela del viernes. para los corto placistas es una llamada de atención. Abrió arriba y cerró abajo. En teoría señal bajista de muy corto plazo, nada que nos pueda importar a nosotros los inversores de BUY and HOLD. El gráfico en general sigue siendo alcista, nada ha cambiado, ha sido ruido de fondo, nada más. No hay nada en la tendencia que indique nada peligroso o cambio de tendencia. Miremos al director:
Gráfico diario y logarítmico del SP500. Como cada semana repetimos, tendencia alcista impecable, así que lo normal es que los precios sigan subiendo. Pero tanto en USA como en Europa, ya que considero al SP índice director. Si el SP sigue alcista todo va bien.
El dinero sigue buscando rentabilidad. Ante el panorama del BCE europeo y sus bajadas de tipos de interés el dinero busca rentabilidades en renta variable aceptando un poco más de riesgo. Es normal que si te dan un 0.7% por un depósito en el banco lo lógico es que la gente empiece a buscar en la renta variable lo que no encuentra en la fija.
El problema de esta situación es que cuando bajaron los tipos de interés en el 2003 para relanzar la economía crearon una burbuja inmobiliaria sin precedentes, ahora, los han bajado más aún, y encima inyectan dinero al sistema, tanto los QE´s en USA como ahora en Europa. La pregunta es ¿cómo terminará la historia?. Pues como venimos comentando en este blog la historia terminará con la madre de todas las burbujas. El dinero creo que irá a la economía financiera ya que la economía real no funciona. Para nosotros, los inversores de largo plazo, nos esperan 2-3 años de subidas continuas en bolsa porque el dinero está fluyendo a la renta variable. Eso hace que a cada caída de la bolsa siga entrando dinero. Viviremos unos años de boom en renta variable que terminará como siempre, en el siguiente crash. Pero nadie sabe hasta dónde llegarán las bolsas porque el escenario que tenemos es nuevo. Lo que sí parece claro es que el dinero busca mayores rentabilidades que un depósito en la caja o banco habitual.
Se vuelve a repetir la historia. Recuerden en 3 años, si seguimos en activo, mensajes como éste, porque viviremos un Ibex por encima de 16000 y mucha euforia, con rentabilidades por dividendo del 2 al 3% y precios de PER altos. Será entonces cuando un nuevo ciclo bajista comenzará y volveremos a lo de siempre.
A medida que los precios de los activos vayan subiendo el peligro será mayor, pero considero que la compra de TELEFÓNICA es inteligente, sobre todo porque la unión de empresas que estamos viviendo va a reducir la competencia, lo que provocará un mayor beneficio sobre EBITDA, que sumado a una depreciación del euro frente al dólar, creo que influirán muy positivamente las cuentas de TELEFÓNICA. Por eso la compra de esa empresa a un PER bastante aceptable me parece acertada y de bajo riesgo.
Por otro lado, como dijimos hace mucho tiempo, las bajadas en los tipos de interés provocan que nuestras empresas se financien a precios más baratos, lo que hace que paguen menos por las deudas, lo que provoca un mayor beneficio neto. Tienen un ejemplo en ABERTIS:
La filial francesa de Abertis emite 450 millones de euros en bonos a muy largo plazo con un cupón mínimo histórico del 2,25% anual.
Esto es lo que está buscando el BCE, financiación más barata. Como les digo esta nueva situación provocará el crecimiento de nuestras empresas, y es cuestión de tiempo que sus BPA aumenten. Ahora lo difícil es saber qué crecimiento va a ser sostenible en el tiempo. ¿Es sostenible el crecimiento de ENAGÁS o REE?. Los que sepan responder a esa pregunta ganarán mucho dinero.                   
Yo sí creo que vamos a vivir un momento expansivo en Europa, y creo que las medidas del BCE son acertadas, y también creo que se deberían haber tomado antes. Se ha demostrado que con medidas de austeridad de esta crisis no se sale, pero tampoco sabemos cómo acabará todo, porque entramos en un escenario nuevo que nunca en la historia se ha vivido. Lo que está claro es que saldremos de la crisis mucho más endeudados y la pregunta es si esas deudas se devolverán. Yo creo que no, que es deuda perpetua.

Esto es lo que pienso de la situación actual. Hay mucha gente que sabe de economía más que yo y tendrán sus argumentos. A mí lo que me interesa es ganar dinero en los mercados, no tener razón en cuestiones de economía. Lo que sí que me interesa es saber dónde fluye el dinero y ahora fluye de la fija a la variable. Les dejo el análisis económico a los expertos y me centro en intentar ganar dinero en bolsa, que ya de por sí es muy complicado como para acertar en el análisis macro.
 

De cualquier manera las medidas del BCE lo que van a provocar lo más probable son subidas del precios de los activos que dan algo de rentabilidad, por eso hice el esfuerzo por comprar BME y TEF, ya que son dos activos que dan buen retorno y la seguridad del principal es bastante alta. Claramente BME está más cara hoy que el año pasado, pero es que la situación de hoy no es la del año pasado.
Un saludo.
El monje.

Que cada uno haga examen de conciencia

Ayer ciertos comentarios que leí sobre la última entrada me demostraron que no han entendido mucho sobre cómo me enfrento a los mercados y por eso decidí eliminar la entrada.
Llevo en los mercados desde 1998, seguramente que algunos lleven más años que yo, seguro que muchos llevan mejores que rentabilidades que yo, pero les aseguro que tengo una forma muy clara de enfrentarme a los mercados, cosa que casi el 99% de los inversores/especuladores no lo tiene claro.
Lo voy a decir claro para que lo entienda todo el mundo: UTILIZO EL ANÁLISIS FUNDAMENTAL PARA ELEGIR LA EMPRESA Y EL ANÁLISIS TÉCNICO PARA ELEGIR EL MOMENTO DE COMPRA DE LAS EMPRESAS. Esto lo digo por esos comentarios de que si no tengo claro cómo invierto y que si unas veces aplico unas cosas y otras veces otra. No señores, yo las cosas las tengo muy claras, y tengo muy claro cómo voy al mercado.
Vuelvo a repetir lo que digo muchas veces, Graham, no tenía en cuenta el análisis de tendencias, pero a ver si alguno se da cuenta de que Buffet sí, y creo que Buffet está mucho más acertado que Graham en la inversión. La demostración es la fortuna que ha creado y que conserva. Por eso, el análisis técnico es importante.
Por esto, esos que leen sólo lo que quieren leer les animo a que abran los ojos. Al mercado si vas con un tipo de análisis vas al matadero y si quieren les pongo muchos ejemplos.
Otra cuestión. ¿Ustedes creen que yo en este blog voy a incluir los análisis que hago sobre las empresas?. Pues no, en este blog dejo algunas pinceladas del por qué compro una empresa. El estudio de los balances y las cuentas de resultados son cosa mía. Un blog da muchísimo trabajo, y si tengo que exponer punto por punto una cuenta de resultados y el por qué de una compra me puedo morir escribiendo que nunca terminaré. Pongo lo más importante para que la mayoría de la gente lo entienda y ya está. Yo con el blog no gano nada, lo he dicho muchas veces. Si lo hago es porque los mercados me gustan y por eso decidí abrir el blog. Nada más.
A todos aquellos que comentaron que si un día digo una cosa y otro otra que lean las cosas bien leídas. Yo tengo muy claro las cosas y cada uno debe hacérselo mirar.
Y por último, es muy fácil criticar desde el anonimato, pero yo en este blog pongo paso a paso cómo hago las cosas, y si lo leen verán que la rentabilidad de este año es del 15.8% frente a un Ibex sin dividendos del 11.02% y frente a Bestinfond que lleva un 4.26%. Para no tener claras las cosas la rentabilidad que llevo está bien. Esos que critican que se miren sus carteras a ver qué tal les va. Por eso, que cada cual haga examen de conciencia, y si se ven capaces de hacerlo mejor díganme cómo.
Y por supuesto, yo aprendo todos los días, pero un ciego que lleva en una habitación a oscuras 17 años se maneja mejor que otro que acaba de llegar. Si ahora no le sacan más de un 10% a la bolsa este año háganselo mirar porque cuando vengan mal dadas van a darse cuenta de lo que es la bolsa. ¿O es que se creen que esto de la bolsa es así siempre?.
Que cada uno haga examen de conciencia, miren sus carteras y sus rentabilidades, y si son capaces de hacerlo mejor escriban un blog. Estaré encantado de aprender.

Y por último, yo demuestro paso a paso cómo lo estoy haciendo. Si se dan cuenta, todos esos analistas o blog que hay por ahí aconsejan mucho pero demuestran poco. ¿O es que han visto publicadas sus carteras?. No señores, yo me juego mi dinero y lo demuestro, los demás aconsejan pero se juegan el dinero de ustedes. Yo no recomiendo comprar a nadie, que cada uno saque sus conclusiones. Es muy fácil decir, compre señor tal valor a X euros. Lo difícil es demostrarlo con el dinero de uno, yo les muestro los extractos de mi bróker. ¿Me pueden decir cuántos analistas o blog lo hacen?. Examen de conciencia señores.

Un saludo.
El monje.


El monje y la vida

El monje paciente vive un poco en su mundo. Reconozco que tengo suerte a nivel laboral, trabajo en una empresa grande, en un sector muy fuerte, y cada vez hay más y más trabajo. Se puede decir que las probabilidades de que quiebre la empresa donde estoy es muy próxima a cero. Han explotado un nicho de mercado importante y son líderes en su sector. Es decir, en cuanto a tema laboral, pues estoy tranquilo. Vivo en mi mundo, alejado de la realidad de ahí fuera.
El monje tiene un sueldo normal, nada del otro mundo, pero por muchas horas que quiera hacer, trabajar días extras o subir de categoría profesional, nunca podré hacer nada con el dinero ganado trabajando. Es una realidad, y creo que todos pensáis lo mismo. Nadie va a hacerse rico trabajando. Vivirá un poco mejor, sí, pero a partir de ciertas cantidades, el dineral que te retiene hacienda hace imposible que puedas hacer maravillas con la nómina.
Y si nos metemos en paralelo a montar un negocio y hacerte autónomo haciendo las dos cosas, tal y como están las cosas, creo que no es una opción muy inteligente. A parte de que puedas explotar por exceso de trabajo, los ingresos del negocio particular se suman a la nómina disparando las retenciones de hacienda. Y eso que consigas explotar algo que sea rentable.
Por lo tanto, trabajando no vamos a ningún lado en el tema financiero. La única salida que le veo a esta encrucijada es intentar hacer algo con el dinero ahorrado mes a mes. Y el vehículo financiero perfecto para ello es la bolsa. Es decir, yo tengo las esperanzas, y estoy centrando mis esfuerzos a destacar financieramente con la bolsa a largo plazo mediante el BUY and HOLD, ya que la nómina son ingresos lineales, pero la bolsa puede hacer que los ingresos pasivos sean exponenciales.
Por ello, me esfuerzo día sí y día también está en analizar empresas, en perfilar mi cartera, en ahorrar e invertir. Un fallo en la inversión me supone horas de trabajo, y el tiempo es el activo más importante del mundo.
Y poniéndome en el peor de los casos y las empresas que llevo en cartera quebraran y perdiera el 100% de mi cartera, pues la verdad, tampoco pasaría gran cosa. Como el dinero procedente del trabajo seguiría entrando, saldría adelante y sobreviviría. Así que en mi cartera confío mi futuro financiero, y pueden ocurrir dos cosas:
1) Que salga mal y quiebre todo: pues sinceramente si quiebran todas las empresas de mi cartera el apocalipsis ha llegado. Yo me arruino, pero el 99% de los inversores también.
2) Puede ocurrir que haya una posibilidad entre mil de que me salga bien. Y si me sale bien, esto puede cambiar mi vida, y con ello, las personas que me siguen. Sólo percibir que tienes una posibilidad entre 1000 de hacer algo importante merece la pena.
Por lo tanto, cada vez que voy a trabajar soy consciente de que matarse a echar horas, a ascender en la empresa, a trabajar festivos, no merece la pena, porque no va a haber mucha diferencia en tus ingresos al mes. Pero eso sí, una rentabilidad del 15% al año como lleva mi cartera este año, sí marca la diferencia, porque son 12000 euros más que vale, ya sea por reinversión de dividendo o por revalorización de la cartera, me da igual, pero ahí están. Y un 15% al año, vale, pero intenten calcular el valor de la cartera con ese 15% de forma acumulada. Claro, aquí lo difícil no está en juntar dinero, lo difícil está en conseguir ese 15% de forma anualizada muchos años.
El esfuerzo merece la pena, porque al ver gente en el trabajo con 60 años y echando horas como relojes sinceramente, me deprime. Ahora que soy joven puedo con lo que me echen. Trabajo, ahorro e inversión, aunque me doy mis caprichos como todos, pero soy consciente de que si consigo algo en el tema financiero va a ser gracias a mi ojo inversor, no a mi esfuerzo en el trabajo.
Por lo tanto, con las inversiones ojito, que una inversión fallida se traduce en horas de trabajo, y no hay cosa que me moleste más que tener que ir a trabajar por dinero. Y eso que me gusta lo que hago y soy bueno en lo que hago. Pero hay que ser duro e inflexible con nuestra estrategia.
Hay que reconocer que duelen esos días que ves un -2% en el Ibex, porque se traduce en 1600 euros menos, en un día. Y aunque te dices a tí mismo, que eso no es importante, que el retorno es lo importante, la mente lo siente, ¿cómo no?. O sentirte el amo del mundo cuando ves +2% o +1600 euros de valor de tu cartera cuando sube en un día. Es una sensación interesante.
Lo más duro en nuestra estrategia es la constancia y la paciencia, y ser capaz de obtener rentabilidades constantes al año. A ver quién es el guapo que gana al Ibex de forma contínua como lo hace Bestinver. Son muchos los llamados y pocos los elegidos.
Un saludo.
El monje.