Subida del dividendo de BME

Anuncios

Resumen semanal de los mercados

Como cada semana vamos a revisar los mercados a ver qué vemos, porque creo que esta semana sí tenemos cosas muy interesantes que señalar.
Como cosas positivas señalar que pasamos de los dichosos 100.000, que como decía Munger, son los peores. Yo creo que es verdad, aunque el sobrepasar esa cifra me hace ser muy prudente. Esa fue una de las razones de la rotación de Zardoya a Enagás, para intentar dar fortaleza a la cartera. Luego la compra de Gas Natural pues lo mismo, comprar valores sólidos que no me den sustos. Las cuentas de Gas Natural me han parecido en línea con lo esperado, y marcando un claro punto de inflexión en cuanto a BPA se refiere.
Se puede decir que estoy satisfecho con mi cartera, muy satisfecho quizás. Y aunque muchas veces me quejo demasiado, reconozco que el timming fue excelente, lo que está ayudando mucho a que el dinero se multiplique. Eso, sumado a una convicción férrea con lo que hacemos, y un sacrificio en el ahorro mensual, está haciendo que la estrategia funcione bastante bien. Si piensas que 100.000 E es difícil, llegará el día que los tengas y digas: “No fue para tanto, sólo requirió fortaleza´´. Ánimo a todos, porque si un humilde prior de un oscuro monasterio puede, cualquiera de ustedes puede. El monje no es sobrehumano ni nada por el estilo, es constante y persistente, y cuando empieza algo, lo acaba. Y empezó un proyecto de riqueza, y lo va a acabar. Esta es mi historia y esta web es el testimonio de que se puede llegar a lograr riqueza a través de la bolsa. Unos usarán esta estrategia para alcanzar la independencia financiera, y otros como el monje, que la usarán para llegar donde esta estrategia sea capaz de llegar.
Con respecto a los mercados, pues va todo como debe de ir. Las empresas se financian a tipos de interés muy bajos, que sumado a rentabilidades por dividendo del 5% con 70% pay out de media, hace que los ahorradores busquen alternativas a su dinero, porque la renta fija ha muerto (bonita frase que el monje lleva repitiendo años). Con ese escenario y un QE encima de la mesa (que el monje lleva diciendo desde hace un año) tenemos un buen caldo de cultivo para todo, empresas, dividendos y cotizaciones.
Está llegando un momento apasionante. Las empresas están creciendo o empezando a crecer, los precios suben, llega la alegría por fin. Cuando especulaba a la baja desde el 2008 al 2012 ganaba dinero mientras todos perdían, pero he de reconocer que no era muy agradable. Cuando ves que las cotizaciones se desploman tú ganas, pero la mayoría de inversores se arruinan. Cuando ocurre eso y lo vives, tienes un doble sentimiento, alegría por ganar, pero a la vez sientes cómo la gente pierde sus ahorros porque siempre venden en el peor momento. Ahora ocurre lo contrario, la mayoría gana y sólo los cortos son destrozados.
Por otro lado de cosas, no estamos en burbuja. Estamos aún baratos, y lo normal es irnos a rentabilidades del 2-3% con 70% de pay out, eso significa que los precios deben subir para ajustarse a USA y sus rendimientos. No quiero decir que se compre a lo loco, no, digo que a la bolsa le queda recorrido y tengo en mente desde hace meses un objetivo muy ambicioso de 13000 puntos de Ibex. Los que me seguís en los webinarios lo sabéis. Como sabéis los precios objetivos de MAPFRE, BME, ENAGÁS, etc…Os animo a que asistáis, es gratis y lo pasamos bastante bien.
Gráfico diario, logarítmico y descontando dividendos del Ibex35. Pues ha superado la línea bajista. Yo no sé lo que va a hacer el índice el lunes (bueno sí, gap al alza por lo de Grecia), pero lo que les quiero decir es que ha roto la bandera de continuación donde llevamos 7 meses metidos, así que lo normal es que salga al alza rápido para que nadie pueda subirse al carro. Yo si fuera la mano fuerte subiría el precio de forma rápida como en el 2013 para que la gente no supiera qué hacer.
Es decir, tenemos todos los índices en máximos: SP500, DAX y el Ibex35 rompe al alza. Ya lo dijimos, si todos los índices son alcistas, pues blanco y en botella. Si se dan cuenta ha sido la misma jugada que en el 2013. Por entonces acumulé y ahora he acumulado, rompe al alza, pues mi cartera lo nota (miren la pestaña de valoración de cartera, en máximos).
Así que no está ocurriendo nada raro, va todo bien, las empresas crecen, se financian barato, crecen los BPA y crecerán los dividendos. Todos contentos y felices. Pero cuidado con hacer tonterías, les recuerdo que el mercado no siempre es así de fácil. De hecho está siendo la época más fácil en bolsa que yo recuerde, y llevo ya 17 años en esto. No se apalanquen, no compren chicharros, no inviertan lo que no están dispuestos a ver en -50%, ojo, cuidado con hacer lo que no se debe hacer. Paso a paso, si siguen los consejos del monje les irá bien, no se harán ricos, pero no se arruinarán.
Y por último quiero hablar sobre una de mis cuatro joyas: BME.
Gráfico semanal, descontando dividendos de BME y logarítmico. El valor está en subida libre. En esta joya el humilde monje paciente lleva un +102.75%. A alguno le daría un infarto y lo vendería rápidamente. Se sorprenderían de la cantidad de emails que me llegan diciendo que por qué no la vendo. ¿Saben por qué?. Porque desde 19 E que las tengo me da casi un 10% de dividendo. ¿Cómo voy a vender algo que me da ese retorno?. El monje piensa que subirán el dividendo a 1.8 E/acción, eso significa que comprando ahora te da 4.67% de dividendo, es decir, la media del mercado. Por eso sube y no baja, porque el mercado valora una subida del dividendo. Y recordemos que considero normal que se vaya a precios de 2-3% de dividendo lo que significa que a 50 euros/acción y dando un 1.8 E/acción de dividendo supondría un 3.6% de dividendo, que es lo que considero que ocurrirá porque la renta fija ha muerto.
Sé que a alguno le parece imposible, pero nunca en la historia se han dado los condicionantes de hoy de liquidez y de que la renta fija de tan poco. Hay que abrir la mente y pensar en lo impensable y no pensar que mañana habrá un crack. Para que haya un crack se tienen que dar una serie de cosas que hoy no se dan.
Por último decirles que éste es el último fin de semana de preparación del curso básico que empezamos el 28 de Febrero. El monje paciente espera hacerlo bien. Si alguien no puede hacerlo, por favor que me lo diga para incluir a otra persona. Luego tendremos el curso de entre semana. Espero que disfruten los cursos tanto como yo.

Objetivo de 100.000 cumplido

Esta entrada tenía ganas de escribirla hace tiempo. Cuando comenzamos en nuestra etapa de inversión, vemos los primeros 100.000 E como una meta a batir. La verdad es que comienzas y dices: “Es imposible, nunca llegaré´´. Pues ya hemos llegado, tampoco ha sido para tanto.
El monje paciente ha conseguido batir su primer objetivo, llegar a los 100K. Y no ha sido a base de operar mucho, sino a base de constancia y paciencia. Constancia en las compras, constancia en el trabajo y ahorro que permiten esas compras, y paciencia en las caídas, subidas y reinversiones de los dividendos.
A alguno le parecerá una cifra grande, a otros pequeña, pero cuando llegas a estos niveles te empiezas a acostumbrar a variaciones de más 2000 E un día, y 2000 E otro. Al principio puede llegar a minar la moral, pero no sé por qué, al monje paciente a medida que crece la cartera, y sobre todo, a medida que diversifico la cartera, como que considero que la rigidez y solidez de la cartera me hace verla cada más sólida y difícil de romper.
Cuando tienes un único valor a un precio comprado es fácil dejarse llevar por el miedo y la avaricia. Cuando tienes un cartera de 100K y múltiples valores y muchos precios de compra, es tal el lío de precios de compra, que mentalmente te apartas y dejas que el señor mercado decida. El monje paciente lo que hace es apartarse y dejar que el mercado haga lo que quiera, porque destruir una cartera de cierta dimensión no es tan sencillo como una cartera de dos valores y 2000 euros.
A ese punto llegarán, al punto de que el tamaño de la cartera le de la seguridad mental de permanecer invariable a los movimientos del mercado. Les pongo un ejemplo: el lunes hice una compra temporal de GAS NATURAL. Compré el lunes y el miércoles he visto que valen menos. ¿Siento algo?. Pues sinceramente no. Y la respuesta es NO por varios motivos:
1) La compra fue de 3000 E, que a una cartera de 100K sólo es un 3%, es decir, que si me equivoco el error no es tan grande = paz mental.
2) Guardo dinero por si aparecen oportunidades = paz mental.
3) Son valores sólidos todos = paz mental.
4) Todos los valores cumplen estrictamente mis criterios de compra = paz mental.
5) El dinero sigue entrando vía ahorro del trabajo = paz mental.
6) Hago compras temporales cada 2-3 meses, aceptando que no sé el futuro y es lo que estadísticamente mejor funciona = paz mental.
7) Sigo una estrategia establecida = paz mental.
Es decir, hay varios puntos en mi estrategia que me hacen estar muy tranquilo. Eso hace que variaciones fuertes de valor de cartera no hacen daño a mi psicología. El monje paciente está comprometido con esta forma de actuar, lo cree fielmente y es consciente que el corto plazo es aleatorio, es pura fantasía, puro artificio, es incontrolable. Por lo tanto, se suman una serie de cosas que hace que no puedas hacer mucho por el devenir de tu cartera. Te sientas, y dejas hacer al mercado.
Seguimos con el plan establecido, trabajo, ahorro e inversión. Pim, pam, pim, pam, sin prisa pero sin pausa. No dejamos de comprar esperando un crack porque puede llegar dentro de muchos años. Tampoco entramos fuerte en el mercado. Entramos poco a poco en los mejores valores en ese momento, e intentamos mantenernos alejado del estrés diario. Un día será Grecia, otro Ucrania, pero no dejas de trabajar, ahorrar e invertir. No sé qué estará haciendo el monje paciente, pero ha llegado a su objetivo.
Siguiente objetivo: 150.000 euros.