¿Por qué nos apegamos a las cosas?

monje

Me voy dando cuenta de que la gente más feliz son las que menos cosas materiales tienen. Algunos dirán, claro, como no tienen nada, no tienen nada que temer. Pues de alguna manera es verdad.

El que tiene una casa tiene miedo de perder el trabajo y perderla. El que tiene un gran coche tiene miedo de que se lo roben. El que tiene mucho dinero invertido en un sitio tiene miedo de perderlo.

El problema radica en el tener. Si tengo mucho tengo miedo de que me lo quiten y estoy preocupado de mantener las cosas. Ya lo hemos dicho muchas veces, pero hay que trabajar el desapego y buscar la felicidad en cosas NO materiales.

Cubriendo las necesidades básicas lo demás no sólo está de más, sino que son preocupaciones que machacan nuestro cerebro. Por eso el comprar un coche de lujo te hace meter en tu cabeza una preocupación más, que no te lo roben, que no te lo rayen, etc… Si compras un auto de segunda mano te da un poco más igual.

Y teniendo en cuenta de que nuestro cerebro está programado para preocuparse por cosas, cuantas más cosas tienes con más ansiedad vives.

Hablo desde mi experiencia personal, y lo que voy aprendiendo al cabo de los años. Veo a gente feliz a mi alrededor y a gente que no lo es, y los más felices son los que disfrutan de mucho tiempo libre y tienen pocas cosas y tienen que gastar poco tiempo de vida en mantener esas cosas. Los menos felices son los que tienen muchas cosas materiales y tienen que gastar mucho tiempo libre para mantenerlas.

Quizás sea absurdo lo que digo, seguro que sí, y otros pueden controlar su forma de pensar, porque si controlas como piensas tendrás una calidad de vida u otra. Pero por regla general, cuanto más tienes, peor. Por supuesto tener lo básico, eso siempre, pero ya.

No siempre tener un trabajo mejor pagado es signo de mejoría. Si ese trabajo te hace tener menos horas libres por unos cientos de euros más, quizás no sea buena elección. Total, tenemos un tiempo limitado de vida. Qué pasa, ¿vas a tener una peor casa?, ¿un peor coche?, vale, pero ese señor o señora tiene las tardes libres. Qué tiempos aquellos en los que tenía media jornada para mí, fueron los mejores años de mi vida laboral. Ganaba menos, pero era más feliz.

Ahora más que nunca valoro el tiempo libre, mucho más que el dinero. El tiempo libre lo es todo. Tener un trabajo de 8 horas, medianamente pagado que te cubra las necesidades básicas es mejor que otro donde cobras más pero no tienes tiempo para ti.

Esto no tiene sentido, no tiene sentido vivir para trabajar. La vida no se hizo para eso, por eso estoy totalmente en contra del consumo si te resta tiempo de vida.

A medida que los dividendos crecen, a medida que los ingresos por venta de opciones crecen, a medida que tu cartera crece el valor del tiempo libre crece, por eso estoy empezando a sentir la necesidad de que llegue un cambio en mi vida. Da miedo, pero es que la vida se va.

Creo que en la vida de todo ser humano hay un momento de cambio. Un momento donde pasas el ecuador de tu vida y te das cuenta de que esto es serio, de que no hay vuelta atrás, de que llegará un día en el que te darás cuenta que todo se acabará, y no quiero que llegue ese día y diga, podía haber disfrutado más. Nadie en el último día de su vida se arrepiente de no haber trabajado más, al revés, todos decimos, ojalá hubiera disfrutado más.

Ya no hago cursos los fines de semana, uno de los motivos es que es el único momento entre la semana donde tengo tiempo libre. Ese tiempo ya es para mí, lo siento, pero voy cambiando y tengo que ir pensando más en mí. Tienen a su disposición las grabaciones de los cursos y mi email al cual me conecto 3 veces por semana para responder.

Nada de esto tiene sentido si no se dispone de tiempo libre para disfrutar de la vida. Y disfrutar de la vida para mí es simplemente dar un paseo por el campo o un paseo por la playa. Sin tiempo libre nada tiene sentido.

Anuncios

4 comentarios en “¿Por qué nos apegamos a las cosas?

  1. ¨El problema radica en el tener¨

    Estas equivocado querido amigo. El problema radica en la importancia que le das tu a eso que tienes, es todo Psicológico como la mayoria de cosas en la vida. Si un millonario tiene 3 millones de patrimonio, pero no le da importancia ni se preocupa porque sabe que si lo pierde puede vivir dignamente, el ya ha tomado todas las medidas que estan en su mano y si pasa algo fuera de su control no lo podra evitar, así que NO se preocupa, vivirá mucho mejor que un millonario con 3 millones que esté todo el día pendiente de las noticias, de la bolsa, etc…. Es la misma persona, pero una vive feliz y otra preocupada. Los dos tienen pero lo enfocan de manera distinta. Esto se llama PRL, programación neurolinguistica, por lo tanto el problema no es tener, sino la importancia que tu le das a eso que tienes.
    Yo antes no tenia, si ahora lo pierdo, volvere a ser el de antes, y antes era feliz, ahora tambien. ¿que problema hay? Si se tiene patrimonio es para estár mas tranquilo, NO menos.

    Me gusta

  2. Muy buen post Monje.

    Yo creo que hay diferentes etapas: La primera etapa (acumulación) es cuando eres joven, acabas de finalizar tus estudios y te incorporas al mercado laboral. En esa etapa, en mi opinión, hay que trabajar lo máximo posible, hacer horas extras que otros no quieren, trabajar los fines de semana, etc..etc.. Una vez que hemos acumulado (este periodo es variable: 5-10-15 años), es el momento de ir quitando el pie del acelerador y utilizar el capital acumulado para generar ingresos pasivos (inteligencia financiera), a medida que los ingresos pasivos van cubriendo parte de los ingresos que antes teníamos vamos reduciendo nuestra carga de trabajo (dejo de trabajar los fines de semana, me pido reducción de jornada por cuidado de hijos o mayores, etc.), y así, de manera gradual hasta que llega el momento que tus ingresos pasivos cubren todos tus gastos + porcentaje de seguridad, y es el momento de seguir trabajando pero de otra forma: Trabaja en lo que realmente te gusta, el tiempo que te apetezca, etc.

    En mi opinión, el Monje ha llegado ya al punto de reducir de manera gradual su carga de trabajo (no trabajar fines de semana, trabajar media jornada o hacer teletrabajo de forma que no consuma tiempo en desplazamientos, etc..etc..).

    Me gusta

Escribe un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s